valladolid betis

El Valladolid y el Betis se repartieron los puntos en Zorrilla, con un empate que no deja satisfecho a ninguno de los dos equipos

Insatisfechos. Así se quedaron el Valladolid y el Betis tras empatar 1-1 y llevarse tan sólo un punto que no les termina de servir para su pelea por sus objetivos. Se adelantó el cuadro de Pellegrini con un gol de Aitor Ruibal. El gol que puso el empate definitivo lo marcó Weissman para el Valladolid.

Ambos equipos comenzaron con desparpajo, queriendo ir al ataque. El primero en avisar fue el Betis, con un disparo de Nabil Fekir al que Roberto respondió con una buena intervención. Poco después, respondió el Valladolid con más efectividad. En una buena jugada, Weissman ganaba la posición a Miranda tras un centro raso y hacía el primero. Sin embargo, el gol no acabó subiendo al marcador por un fuera de juego de Roque Mesa en el inicio de la jugada que tuvo que indicar el VAR.

Ninguno de los dos equipos se estaba haciendo con el dominio del partido. Ambos tenían oportunidades, ambos intentaban jugar siempre en vertical, para plantarse en el área contraria lo más rápido posible. Se notaba que los dos se estaban jugando mucho, aun con distintos objetivos. El juego en el centro del campo era casi inexistente, con un ritmo de juego muy alto, donde lo único que estaba faltando era la precisión para hacer gol. Acertó el Betis, más concretamente Borja Iglesias. Pero su tanto, como el de Weissman, fue anulado por fuera de juego, en esta caso del asistente en la jugada, Juan Miranda.

Ya en el segundo tiempo, los verdiblancos volvieron a ver puerta y esta vez, en posición legal. Recuperación, transición rápida y, con Miranda de nuevo como asistente, Aitor Ruibal se adelantaba a Roberto para hacer el primero. Los minutos posteriores al gol dejaron a los pucelanos aturdidos y dieron varias oportunidades al Betis de hacer el segundo gol.

Sergio metió cuatro cambios de golpe, buscando una reacción en los suyos. Poco a poco, se fueron recomponiendo y siendo mejores que los hispalenses. Y a la primera que tuvieron en esta segunda mitad, igualaron el encuentro. Centro de Olaza y de nuevo Weissman se adelantaba a Miranda para marcar de cabeza. Se revisó un posible fuera de juego, de nuevo antes del centro, pero en esta ocasión, el gol del israelí subió al marcador.

Tras el tanto de los locales, a los béticos les tocaba reaccionar para romper un empate que no les valía. Primero Fekir, que se encontró con Roberto, y luego Borja Iglesias, pudieron romper la igualdad en el marcador. Minutos después, en una jugada loca en el área visitantes, casi marca el Valladolid, pero por fortuna para el Betis, tras varios rechaces, sacaban la pelota sus centrales. Había reaccionado el equipo vallisoletano, que también necesitaba algo más que el empate.

En los últimos minutos volvió a apretar el Betis. Fue Loren, que remató un centro de Mandi estando muy liberado y en buena posición, pero de la peor manera, ya que envió el esférico por encima de la portería de Roberto. Intentó amenazar el equipo de Sergio con alguna contra en los últimos minutos pero sin ejecutarlas bien. Reparto de puntos al final que no terminaba de contentar ni a unos ni a otros. Tocará seguir luchando para cerrar la plaza europea el año que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *