El técnico del Recreativo de Huelva, Carlos Pouso, atendió a los medios al finalizar el choque entre el Yeclano y el Decano para hacer su valoración del encuentro. El de Leioa explicó que “ha sido un partido muy igualado que se ha decidido por pequeños detalles, pero al final en el duelo cara o cruz, a nosotros nos ha salido cruz”.

Ha continuado diciendo “en la segunda parte no hemos estado mal, pero ellos han cogido más rechaces y hemos querido pero no hemos podido; no tengo nada que reprocharle al equipo en cuanto a la actitud, hemos dado la cara y nos la han partido, no es gusto para mí ser protagonista de llevar al Decano a la categoría más baja de su historia, es algo que no se lo deseo ni a mi peor enemigo”.

Acerca de la situación en la que queda el Recreativo y de su estancia en el banquillo albiazul ha indicado que “yo no me voy a marchar, si no no cobraría ni el paro, mi familia necesita comer y no me corresponde paro si renuncio al contrato”. También ha querido “pedirle perdón a la afición, a toda Huelva y aunque no esté bien decirlo, hay veces que dar un paso atrás implica que se pueda saltar más hacia adelante; es que no queda otra solución porque la suerte está echada”. “Me gustaría que se abriese un agujero aquí mismo y meterme en él”, acabó.

Por David Niebla

Redactor del Sevilla FC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *