5 minutos frenéticos sirven al Cádiz para lograr los tres puntos y pensar en algo más que en la salvación

Arrancó el partido en el Carranza ante un Huesca necesitado. Los primeros minutos fueron de tanteo sobre el verde por miedo a perder por parte de los visitantes. Iban aconteciendo los minutos sin ocasiones de peligro. Al borde del descanso, cinco minutos frenéticos decidirían el devenir del encuentro. Cerca del 45 se adelantan los de Álvaro Cerveza con un gol de Marcos Mauro a la salida de un saque de esquina donde Saponjic puso un esférico que Mauro no desperdició y lo envió al fondo de la red con un potente disparo al centro de la portería. Ya en el descuento de la primera mitad, la defensa amarilla se confía de cara al entretiempo y deja libre un espacio que Rafa Mir aprovecha para poner el empate en el electrónico. Pero los cadistas todavía tendrían algo que decir. Todavía en el añadido de la primera mitad, la moneda sonreía a los amarillos con un gol en propia de Gaston Silva.
Ya en la segunda, un Cádiz bien plantado supo frenar las oportunidades por el equipo oscense. Con el 2-1 definitivo, el Cádiz aspira a una hipotética plaza de Conference League por la que luchará en estos tres partidos restantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *