Madrid Sevilla

Sevilla y Real Madrid empataron en Valdebebas, dejando un resultado que no contentaba a nadie y que les aleja de sus objetivos

Empate que no dejó satisfecho a nadie en el Alfredo Di Stefano. El Real Madrid y el Sevilla empataron a dos, por lo que no recortan puntos a Barcelona ni Atlético de Madrid. Fernando y Rakitic de penalti hicieron los goles de los hispalenses. Por parte de los de Zidane, el gol fue de Marcos Asensio primero y de Eden Hazard ya en el descuento.

Sin un nueve puro, el Sevilla salía a hacerse dueño del partido. Así lo hizo desde los primeros minutos, haciéndose con la posesión. La mantenía con facilidad, moviendo el balón rápido de un lado a otro, pero le faltaba lo de muchas veces, hacer ocasiones. El Madrid, cuando podía, salía a la contra, para que prácticamente en la primera oportunidad, Benzema marcara rematando muy sólo. La alegría del tanto fue efímera, porque el VAR anuló el gol por fuera de juego de Odriozola, quien fue el asistente en el gol.

Aunque se había librado, el gol anulado fue un aviso para los jugadores sevillistas, que bajaban el ritmo y arriesgaban menos, para evitar que se repitiese esa situación. Y como con el balón en movimiento no estaba generando nada, tocó probarlo a balón parado. Y así, sí funcionó. Jugada ensayada en la que Rakitic cedía para Fernando, que dentro del área, superaba a dos rivales y luego batía a Courtois. Se adelantaba el Sevilla en Valdebebas, y el plan de juego se mantenía. El equipo merengue tuvo que soltarse, empezando a presionar con algo más de intensidad, para intentar aprovechar los espacios que dejaba el cuadro andaluz a sus espaldas.

Los últimos minutos de la primera mitad no tenían ya un claro dominador. Los estilos eran opuestos, pero de igual manera eran capaces de llegar al área rival. Los locales, con pocos pases y usando la velocidad. Los hispalenses, como durante todo el partido, mediante la posesión. La principal diferencia era que los madridistas finalizaban sus opciones, aunque eran en su mayoría disparos lejanos que no suponían gran peligro. Se iba con ventaja el Sevilla a los vestuarios.

A la vuelta del descanso, la necesidad del Madrid de sumar tres puntos para aprovechar el empate de los otros dos candidatos al título, hizo que subieran otro punto más la intensidad. Ahora ya le costaba al Sevilla mantener la posesión durante tanto tiempo, y los blancos comenzaban a buscar el gol con centros y disparos de media distancia. Eran los hispalenses los que ahora intentaban aprovechar los metros a la espalda de la defensa rival con transiciones rápidas.

Vinicius tuvo la oportunidad más clara hasta el momento para los locales, en un remate con todo a favor que no conectó bien, estrellando el balón en el palo. Pero poco después, el Madrid, que estaba siendo superior en esta segunda mitad, igualó el partido gracias al gol de Marcos Asensio. El conjunto de Zidane estaba siendo mucho mejor en esta parte y colocaba un empate en el marcador que hacía justicia.

Entonces, llegó la locura del VAR. Córner para el Sevilla, que despejan los madrileños y salen a la contra. No había nadie cerrando y Benzema llega hasta el área, regatea a Bono, pero el marroquí lo derriba. Penalti claro a favor del Madrid. Pero entonces, el VAR llamó al colegiado para revisar una posible mano en el otro área, de Militao. Una mano que existió y que el árbitro acabó señalando, por lo que el penalti a favor sería para los sevillistas. Ivan Rakitic fue el lanzador, engañando a Courtois y volviendo a dar ventaja a los de Lopetegui.

Blindaba Lopetegui al equipo para intentar mantener el resultado. Tres puntos que dejaban la segunda y tercera plaza muy cerca. El Madrid no tenía otra opción. Tenía que volcarse al ataque, ya que un empate tampoco el servía para recortar puntos al Barcelona y al Atlético. Las fuerzas ya estaban justas en ambos lados. Es en estos momentos, cuando cualquier pequeño detalle marca diferencias. Un disparo de Kroos que no parecía ir a portería, fue desviado involuntariamente por Hazard, que despistó a Bono y volvió a igualar el partido. Un punto para Sevilla y Real Madrid que no servía a ninguno de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *