sevilla valencia

El Sevilla se vuelve a reencontrar con al victoria tras superar al Valencia sin realizar un gran partido con un gol de Youseff En-Nesiry

Aunque ya es complicado optar a algo más, ganar siempre sienta bien. El Sevilla se llevó los tres puntos ante el Valencia, en un partido con poco en juego y en el que el ritmo de los hispalenses dejó mucho que desear. Fue el pichichi del equipo, Youseff En-Nesiry, quien con su tanto le dio la victoria a los de Lopetegui.

Con poco en juego ya para ambos equipos en la Liga, el ritmo del partido no comenzó siendo muy alto. Como es habitual, posesión para el Sevilla, y los ches presionaban e intentaban contragolpear. Más allá de ver como los equipos habían planteado el encuentro, lo cierto es que el primer tramo del partido no tenía muchas cosas que contar. Un disparo de En-Nesiry al lateral de la red fue lo más destacado en el primer cuarto de hora.

Minutos después, un balón en largo hacia Suso lo dejaba ante el portero, donde el gaditano marcaba gol. Un tanto que no subía al marcador por fuera de juego, que era señalado de inmediato. Poco después, otra vez Suso lo intentaba con un disparo de media distancia que atrapaba Cillessen en dos tiempos. También lo probó el Valencia, pero Bono también estaba atento para detener el disparo. Una primera mitad con poco ritmo, sin grandes ocasiones de peligro, donde el empate estaba siendo el resultado más justo.

A la segunda mitad, hubo un equipo que salió con ganas de darle otra marcha al partido. Fue el Valencia, que ante el bajo ritmo al que seguían jugando los sevillistas, comenzaba a acercarse con frecuencia al área local. Hasta tres buenos acercamientos, el último de ellos con parada de Bono incluida, tuvo el cuadro de Voro para adelantarse. Lopetegui movía ficha de inmediato ante lo que estaba viendo, haciendo un triple cambio donde entraban el Papu, Acuña y Fernando, en el lugar de Óliver, Escudero y Gudelj.

Con las sustituciones, el equipo mejoró, deshaciéndose del asedio de esos minutos. Y uno de los que entró, Fernando, fue clave para lo que vino. El brasileño daba una gran asistencia para que En-Nesiry pusiera por delante a los hispalenses. Se tuvo que revisar durante unos minutos la jugada por un posible fuera de juego que finalmente el VAR dictaminó que no existía.

Con el resultado ya favorable, los sevillistas optaron por posesiones largas, intentando que el ritmo del partido volviera a ser el de la primera mitad. Una opción arriesga, ya que se la iban a jugar a mantener un resultado corto que podía acabar siendo un empate. Al final, los intentos de ralentizar se tranformaron en repliegue. Y esto significaba que el Valencia había ganado metros y ya jugaba cerca de la portería de Bono, intentando pescar un punto.

Lo intentó con insistencia el cuadro valenciano, pero una defensa bien replegada y un Bono que estaba muy atento a todos los balones que colgaban a su área, consiguieron mantener la portería a cero. Una nueva portería imbatida que se traducía en tres puntos para el Sevilla ante un Valencia peleón aun sin tener nada en juego. Tres puntos que sirven para acercarse al Barça y para seguir con la opción de batir el récord de puntos en una liga en la historia del club de Nervión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *