eibar betis

El Betis acabó dejándose dos puntos ante el Eibar en el tramo final del partido y no termina de cerrar su clasificación europea

Otra oportunidad desperdiciada. El Betis empató ante el Eibar por 1-1 y se lleva un punto que es insuficiente. Vuelven a desaprovechar los verdiblancos una oportunidad de oro para auparse a la quinta plaza. Andrés Guardado adelantó a los béticos en los primeros minutos. El empate llegaría casi al final, obra de Sergi Enrich.

No podía empezar de mejor manera el encuentro para los béticos. No habían pasado ni cuatro minutos, cuando un disparo de media distancia de Guardado, rebotado en un zaguero, sorprendía a Dmitrovic, adelantando a los sevillanos. El tanto obligaba al Eibar a dar un paso adelante, haciéndose con la posesión y la iniciativa del encuentro, pero sin la ideas muy claras en ataque. No sufría el Betis.

Aun así, los de Pellegrini tampoco estaba dispuestos a tener que replegarse, intentando tener la posesión en ocasiones. Aunque especialmente, amenazan con contraataques ante una defensa que ya dejaba espacios. Así pudo Tello hacer el segundo, aunque se acabó llenando de balón y el guardameta serbio del Eibar detenía su disparo.

La primera mitad transcurría como todo partido en Ipurua. Se jugaba la mayor parte del tiempo en el campo del Betis, muchos balones aéreos, muchas disputas por el balón. Pero la mejor noticia para los verdiblancos, además del marcador, era que no estaban sufriendo en defensa. No eran capaces los vascos de generar ocasiones de peligro, ante un Betis bien ordenado atrás y que, en cuanto podía, salía corriendo hacía la portería rival.

La segunda mitad comenzó siendo un calco de la primera. Mucho balón en campo visitante, pero sin muchas ocasiones en la portería de Claudio Bravo. El guardameta chileno no estaba teniendo mucho trabajo hasta el momento, más allá de algún centro o balón largo que atrapaba sin complicaciones. Fue tras un córner favorable al Eibar que el portero bético tuvo que realizar una intervención de mérito para evitar el empate.

Los armeros seguían apretando cada vez más y más. Pero más riesgos en defensa significaban más oportunidades concedidas. La tuvo Loren para hacer la sentencia al poco de entrar al campo, pero Dmitrovic se quedó con el balón. Eran minutos en los que los andaluces parecían haberse hecho con el control de la posesión y a jugar con el tiempo.

Pero la necesidad en los minutos finales del Eibar y un Betis que hizo una segunda mitad muy pobre y que no fue capaz de cerrar el partido, acabó con el empate llegando al marcador. Una jugada de Correa por banda derecha, una mala salida de Claudio Bravo y el remate de Sergi Enrich ponía la igualada en el partido. Ambos lo intentaron ya en los minutos finales, pero finalmente, había un reparto de puntos que no servía a ninguno de los dos conjuntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *