Después de años sin encontrar un referente interior, con evidentes problemas en la pintura, una posición clave para andar con cierta solvencia en la ACB, el Coosur Betis halló esta campaña en Ndoye un cinco de referencia que fue de menos a más, lastrado por el Covid-19 que trajo de su país en pretemporada. El rendimiento del senegalés ha sido alto en su primer curso en la Liga Endesa y no parece que sea fácil que siga de verdiblanco en Sevilla, dado que se da por hecho que tendrá ofertas tras su explosión esta campaña. Halló por fin un pívot de referencia y ahora tendrá que volver a buscar, ya que todo apunta a que no seguirá.

Ndoye se estrenó en la Liga Endesa, «la mejor de Europa» con ciertas dudas, pero acabó siendo «una buena experiencia». «Sabía que sería complicado, pero me fui adaptando. Tengo que agradecer a mis compañeros y al club el permitirme formar parte de esto. Los resultados no fueron los mejores, esperábamos algo mucho mejor que esto, pero al menos logramos el objetivo de seguir en ACB», señaló el interior, lastrado en el inicio del campeonato por una defectuosa preparación al llegar con Covid-19 tras el verano. «El inicio de la liga fue muy difícil para mí. No pude hacer pretemporada con mis compañeros y al final de la campaña pasada acabé lesionado y entre una cosa y otra estuve tiempo sin jugar. No hacer una pretemporada normal hizo que costara coger el ritmo, ya que era una liga nueva, equipo nuevo, compañeros nuevos…».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *