Felipe Ramos es el portero elegido por el Córdoba CF para liderar desde atrás al equipo en la temporada 2021-22. El arquero madrileño ha rescindido su contrato con el Sanse, de Primera RFEF, y cuenta con una oferta por una temporada del conjunto blanquiverde que está a punto de convertirse en una realidad. A sus 33 años, Ramos acepta el reto de bajar una categoría para recalar en un club importante y para ello rescindió por voluntad propia el contrato de renovación que había firmado hace solo unas semanas. 

Después de la salida de Isaac Becerra, que en unos días quedará sin vinculación al finalizar su contrato, el Córdoba tenía claro que la portería era una de sus prioridades. Y para relevar al catalán, la dirección deportiva encabezada por Juanito contaba como primera opción con Felipe Ramos, portero veterano que se formó en la cantera del Real Madrid y que cuenta con una sólida trayectoria en Segunda División B.

Este pasado viernes, el Sanse hizo oficial el acuerdo para la rescisión de contrato con el guardameta, aclarando que la ruptura del acuerdo de renovación firmado a principios del mes de junio se producía por petición expresa del jugador. El interés del Córdoba por Felipe Ramos lo avanzó el portal Cazurreando, especialista en el mercado de fichajes del fútbol modesto, y el Día ha podido confirmar que, aunque el portero todavía no ha estampado su firma, las conversaciones están encarriladas y el jugador se convertirá en unos días en futbolista blanquiverde. Más informació

El principal escollo para la incorporación del veterano arquero era precisamente su vínculo contractual, pues el Córdoba tiene claro que no pagará traspasos en la confección de su plantilla. Ese obstáculo quedó subsanado por parte del jugador, que firmará con el CCF un contrato por una temporada, según señalaron a este periódico fuentes cercanas a la operación.

El que será, si nada se tuerce, nuevo portero blanquiverde cuenta con una dilatada y curiosa trayectoria en el fútbol. Natural de Alcorcón, Ramos se crió en la cantera del Real Madrid, llegando a jugar con el filial en Segunda B varias temporadas e incluso estando en la dinámica de entrenamientos del primer equipo como tercer portero. Un privilegio que se ganó el que era uno de los arqueros jóvenes más prometedores del país, internacional en categorías inferiores con España y miembro de la generación que en 2007 se proclamó campeón de Europa sub 19, compartiendo la meta con Sergio Asenjo. Acabada su etapa en el club blanco, recaló en el Deportivo de La Coruña para acabar jugando en su filial.

Posteriormente pasaría por los segundos equipos del Real Mallorca y el Valencia, siempre en la órbita de la Primera División pero sin encontrar la fortuna de poder debutar con el primer equipo. De hecho, su historia es la de un profesional sin demasiada fortuna, pues pese a formar parte de convocatorias en partidos de Liga de Campeones, Primera División y Copa del Rey, nunca tuvo la fortuna de debutar.

En la temporada 2014-15, Felipe Ramos decidió dar un paso atrás y fichó por el Guijuelo, donde empezó una trayectoria que le ha convertido en uno de los porteros más solventes de la Segunda División B. Real Jaén, Mérida, de nuevo Guijuelo y el DUX Internacional fueron sus siguientes destinos, antes de fichar el curso pasado por el Sanse.

Cerca de su Alcorcón natal, Felipe Ramos cuajó una buena temporada, siendo titular indiscutible y convirtiéndose en uno de los pilares de un equipo que terminó jugando las eliminatorias de ascenso a Segunda División. En el conjunto de San Sebastián de los Reyes había renovado a hace solo unas semanas, pero la llamada del Córdoba CF ha dado una vuelta a la situación para un arquero que a sus 33 años afronta, desde la Segunda RFEF, uno de los retos más importantes de su carrera.

Por David Niebla

Redactor del Sevilla FC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *