luis milla granada

Luis Milla acortó sus vacaciones para acelerar su recuperación y poder estar disponible para Robert Moreno en la pretemporada del Granada

El fichaje de Luis Milla por el Granada el verano pasado fue uno de los grandes aciertos del mercado. Era su primera experiencia en Primera División tras varios años de mucho trabajo en el Tenerife en Segunda. Los nazaríes apostaron por él, pagando cinco millones de euros por su traspaso. Cantidad que acabó siendo un chollo tras ver el enorme rendimiento, no sólo en la Liga, sino en competición europea.

Su temporada estaba siendo más que notable. Era un fijo en el centro del campo para Diego Martínez y uno de los jugadores que más minutos estaba disputando. Sin embargo, a mitad de temporada, lo que parecía una lesión muscular no muy grave, le acabó teniendo fuera todo lo que quedaba de año. Dicha lesión se fue complicando por culpa del tendón que une el isquiosural con la rodilla izquierda. Fue una baja muy sensible para el Granada, a la que se sobrepuso como pudo.

Milla se lesionó el 24 de enero de este año. Se perdió prácticamente toda la segunda vuelta de la Liga, además de todas las eliminatorias hasta cuartos de la Europa League. Tuvo unas breves vacaciones al acabar la temporada, pero el madrileño decidió acortarlas. Regresó antes de tiempo a la Ciudad Deportiva para continuar con su recuperación. Su objetivo es estar a las órdenes de Robert Moreno este 5 de julio, en el que comienza la pretemporada.

Milla, por el momento, se muestra optimista y contento con las sensaciones que está teniendo. Su regreso a los terrenos de juego será una de las mejores noticias de cara a la próxima temporada para el Granada. Puede ser el gran fichaje para el nuevo proyecto que liderará Robert Moreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *