Que Hugo Díaz jugará la próxima temporada en el Córdoba CF es algo que parece meridiano. Así lo expresó el delantero cuco la semana pasada. Sin embargo también quedó claro desde Linares que no llegará gratis a la casa blanquiverde. Y en esas andan las partes, que son tres, y todas tienen que poner de su lado. Parece que todo va de jueves, porque fue el 24 de junio cuando por primera vez el ariete de Almodóvar del Río recibió la llamada de Juanito, y desde la mañana del pasado jueves el Linares Deportivo no tiene noticias de la dirección deportiva cordobesista, según informaron fuentes de la negociación. Todo ello después de que el miércoles se hiciera una primera propuesta económica.

Curiosamente fue este último jueves, el primer día de julio, cuando Hugo Díaz aclaró su situación en redes sociales para explicar sus razones personales para abandonar la casa azulilla, y así poder fichar por el Córdoba. Incluso habló de las dos transacciones económicas que se darán en la operación.  Sin embargo, el Linares sigue esperando la propuesta que en su opinión debe llegar del club califal. En cuanto a la personal, Hugo Díaz sacrificará algún bonus como hizo José Cruz para fichar por el equipo de su tierra.

Cuando se dio el pistoletazo de salida al proyecto de Infinity en Segunda RFEF, desde la entidad se tenía claro que no se pagaría ningún traspaso para fichar a futbolista. No obstantes, se da de bruces con la intención expresada desde el Linares de que su máximo goleador no saldrá gratis en el mercado veraniego. De manera que alguno tendrá que ceder y llegar a un acuerdo. La postura linares es firme y sólo con el clásico partido amistoso no se solucionará, entre otras razones porque el Córdoba le debe dos de los últimos veranos.

Así que se podría estar ante el clásico culebrón veraniego para las huestes blanquiverdes en forma de fichaje, aunque a diferencia de otros en el pasado no hay rivales en forma de otros clubes, y el deseo de Hugo Díaz de seguir los pasos de sus hermano Pepe debe allanar el camino.

De momento al menos hay un compás de espera, tanto que el séptimo fichaje cordobesista, otro delantero, no será Hugo Díaz, sino que seguirá pasando turnos. Con todo, el final feliz no debe retardarse mucho, fundamentalmente porque cuando un futbolista quiere salir de un club para jugar en otro, siempre lo consigue

Por David Niebla

Redactor del Sevilla FC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *