erik lamela sevilla

El futbolista argentino Erik Lamela ya se encuentra en Sevilla, y se le ha visto en el Sánchez-Pizjuán, por lo que su fichaje se hará oficial pronto

Los movimientos de salida y entrada en el Sánchez-Pizjuán están a punto de comenzar. Erik Lamela ya se encuentra en Sevilla para firmar su contrato y convertirse en nuevo jugador sevillista. Tan solo faltaría el reconocimiento médico del argentino para que se hiciera oficial el traspaso. Por tanto, también implica que la salida de Bryan Gil está hecha rumbo al Tottenham Hotspurs. Una operación en la que los ingleses abonarán 25 millones de euros fijos al Sevilla, más otros cinco en variables por objetivos. Además del propio Lamela. El argentino, de 29 años, solo tenía un año más de contrato con los londinenses.

La operación generará una plusvalía del cien por cien, al ser canterano, y permitirá que Monchi pueda empezar a moverse por fin en el mercado. Y es que el Sevilla, como la gran mayoría de clubes, está muy limitado a la hora de hacer movimientos, debido al control que está ejerciendo LaLiga para evitar que ningún club se salte su límite presupuestario. Una operación que soluciona el problema de liquidez de los nervionenses, que incluso la consideran fuera de mercado. Bryan ha tenido buenas actuaciones en el Leganés y sobre todo en el Eibar, el año pasado. Sin embargo, todavía no ha dado el salto en un club grande, por lo que sigue siendo una incógnita en ese sentido. Por lo que en unos años puede revalorizarse enormemente o ser un triunfo para el Sevilla, que lo vendió en el momento adecuado.

Lamela es un jugador de características totalmente diferentes a las de Bryan, además de jugar en distintas posiciones. Sin embargo, encajaría mejor en la idea de Julen Lopetegui. El propio técnico dio el visto bueno a la operación cuando se le preguntó. Un jugador que puede jugar tanto en banda, como más en el centro del campo, en la posición de Rakitic o Jordán.

Por supuesto, los 25 millones que abonará el Sevilla darán la posibilidad a Monchi de poder traer más refuerzos y de tener una posición más sólida en las negociaciones para otras salidas. Con los problemas de liquidez resueltos, ya no es necesaria ninguna gran venta, por lo que puede volver a exigir la cláusula de rescisión por jugadores como Koundé o Diego Carlos, algunos de los candidatos a ser esa gran venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *