betis roma amistoso

El Betis se impuso con claridad en el amistoso disputado en el Villamarín ante la Roma, que practicó un juego muy duro y acabó con ocho jugadores

Regreso del Betis al Villamarín con aficiones y victoria en el amistoso disputado ante la Roma por 5-2. Un partido que de amistoso sólo tenía el nombre, puesto que los romanos desplegaron un juego muy duro, repleto de faltas. Eso les costó acabar el partido con sólo ocho jugadores, además de acabar también expulsado José Mourinho y uno de sus asistentes.

No pudo comenzar de mejor manera el cuadro local. Con intensidad, presionando arriba al rival, conseguía forzar una falta que sacaba Fekir. El centro lo encontró Rodri en el segundo palo, que cruzó el balón, marcando un golazo para adelantar al Betis. El partido también comenzó con alta tensión, habiendo roces entre los jugadores desde el principio. No era ambiente de amistoso, pues los béticos, ante los suyos, querían dar buena imagen y darlo todo.

Sin embargo, esa euforia se rebajó con la lesión de Sabaly, encendiendo todas las alarmas para Pellegrini. Poco a poco, el dominio verdiblanco fue yendo a menos, y eso desembocó en el empate. Paul perdía el balón en una mala entrega y dejaba en mano a mano a Shomurodov ante Rui Silva. El uzbeko batía al luso, poniendo el empate en el marcador, tras un nuevo error grave en zona comprometida del Betis. Un empate que fue efímero, cuando Fekir se sacaba de la chistera un disparo imposible de detener para Rui Patricio, adelantando otra vez a los hispalenses.

Hasta el descanso, la más clara la tuvo Zaniolo, para poner el empate de nuevo. Sin embargo, Rui Silva detuvo el disparo. A partir de ahí, más allá de la dureza que estaban empleando los romanos para frenar las ofensivas del Betis, hubo poco más reseñable antes del descanso.

La reanudación comenzó de la peor forma para el Betis. Fue en un córner en el que la pelota quedaba muerta y, de nuevo, Shomurodov ponía el empate en el marcador. Pero como en la primera mitad, apenas unos minutos después, los andaluces volvían a tomar la delantera. En esta ocasión, el autor del gol fue Álex Moreno, en una jugada extraña, donde el balón le acabó cayendo al lateral, haciendo el gol con suspense. Además, en ese gol, los jugadores italianos protestaron por una posible mano, lo que le costó la expulsión a Lorenzo Pellegrini, a Mourinho y a uno de sus asistentes.

Minutos después, Mancini también se iba a los vestuarios antes de tiempo expulsado, tras ver la segunda amarilla. Nadie se estaba tomando este partido como un amistoso cualquiera, pero los romanos estaban demasiado revolucionados, lo que les costó todas esas expulsiones. Algo atípico en un partido de pretemporada. Y no quedaría ahí la cosa, porque aunque bajaron los brazos para intentar empatar, también fue expulsado Karsdorp, por doble amarilla.

Y con semejante superioridad numérica, el Betis ya pudo con tranquilidad cerrar el partido y gustarse delante de los suyos. Primero fue Tello quien hizo el cuarto y poco después Rober con un golazo hacía la manita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *