lamela sevilla rayo

El Sevilla comienza La Liga con buen pie tras golear al Rayo Vallecano por 3 a 0, con un doblete de Erik Lamela en su debut con los hispalenses

El Sevilla de Julen Lopetegui empezó la temporada de la mejor manera con un gran Erik Lamela para golear (3-0) al Rayo Vallecano. Los sevillistas jugaron con un hombre más casi 75 minutos y fueron claramente superiores.

Aun con un esquema diferente al habitual por las bajas, el Sevilla comenzaba el partido manteniendo su estilo. Se hacía con la posesión del balón, ya que los madrileños tampoco intentaban disputarla. Aun así, la primera ocasión fue para ellos, pero Dmitrovic estaba atento para detener el disparo. No estaba ocurriendo gran cosa hasta que en un balón largo, Idrissi superaba a Luca Zidane, y este le agarraba cuando el estadio ya cantaba el gol. Penalti para el Sevilla y el guardameta del Rayo era expulsado. Un hecho que ya marcó el devenir del partido, puesto que En-Nesiry anotó el penalti y los hispalenses ya jugarian en superioridad. 

Porque como era de esperar, el cuadro hispalense era prácticamente el único equipo sobre el terreno de juego. Tuvo oportunidades para hacer el segundo, la más clara, en una combinación que Acuña no alcanzó a definir. Pero a partir de ahí, faltaba profundidad en el equipo de Lopetegui, que no volvió a tirar entre los tres palos en la primera mitad. El Rayo, por su parte, se iba todavía vivo al descanso. 

Pero ahora les tocaba afrontar 45 minutos con un hombre menos. Y es que Lopetegui hacia cambio ofensivos, entre ellos la entrada de Lamela. El argentino haría el segundo con algo de fortuna, tras desviar un defensor su disparo, engañando al portero. Encarrilaba el Sevilla un partido que no peligró en ningún momento. 

Desde ese tanto, los sevillistas, que controlaban el juego, apenas volvieron a disparar. Pero es que el Rayo casi ni pisó el área de los locales, con un Dmitrovic que tuvo poco trabajo en su estreno en partido oficial. Y en esa escenario, uno de los pocos acercamientos de peligro del Sevilla se convirtió en el segundo de la noche para Lamela. Debut perfecto para el argentino. 

Con el partido ya sentenciado, Dmitrovic también tuvo su momento de gloria. El serbio evitó el gol del Rayo en un remate a bocajarro casi en el área pequeño. Poco más desde entonces en una victoria solvente del Sevilla ante el Rayo, con el gran debut de Lamela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *