granada mercado

El Granada se llevó un punto de La Cerámica tras un partido muy flojo ante un Villarreal que mereció más desde el primer minuto de juego

El Granada comienza su etapa con Robert Moreno en el banquillo salvando un punto ante el Villarreal, tras empatar a cero. Los amarillos fueron mejores durante casi todo el partido y tuvieron muchas oportunidades claras para adelantarse en el marcador. Incluso tras la expulsión de Foyth en los últimos minutos, el Granada salvó el empate gracias a Foulquier.

Comenzó siendo superior el cuadro castellonense, que en los primeros minutos ya empezaron a probar a Aarón. Se intentó librar de ese dominio el Granada, bajo el mando de un Luis Milla, que asistió a Luis Suárez en la más clara de los suyos. El tiro del colombiano no vio portería. Pero fueron solo unos minutos, un espejismo, de lo que se iba a ver en la primera mitad. Porque el Villarreal tardó poco en recuperar el dominio y en una mala salida de Aarón, Yeremy no alcanzó a rematar bien.

Se estaba librando el Granada, donde todos los jugadores se estaban aplicando al máxima para evitar el gol. No sólo era Aarón quien detenía, sino que Germán bloqueó un disparo con mucho peligro de Pedraza. Eran incapaces los nazaríes de salir de su propio campo, que se dedicaban exclusivamente a defenderse y aguantar el resultado. Especialmente activo estaba Dia para los locales, que con un disparo potente desde la frontal también pudo abrir el marcador. Sin embargo, y por fortuna para los rojiblancos, al descanso se llegaba con tablas.

Tras el regreso de vestuarios, intentaba el Granada igualar las fuerzas y no volver a acabar sometido por su rival. Los primeros minutos lo lograron, incluso pisando área rival de vez en cuando. Pero Rulli seguía sin intervenir apenas en el partido. Conforme fueron avanzando los minutos, de nuevo el submarino amarillo se hizo con el control del partido. Y de nuevo, empezó a bombardear el área granadinista en busca del gol.

Tuvieron opciones muy claras Trigueros y Gerard Moreno, pero en ambos casos el balón salió fuera. En este punto, cada ocasión perdonada era un respiro para un Granada que estaba ofreciendo muy poco en el partido. No sería hasta el minuto 80 que llegó el primer tiro de los andaluces, obra de Jorge Molina, al que Rulli reaccionó bien para repelerlo.

Inmediatamente después de esa ocasión, Foyth cometía una falta innecesaria que le suponía su segunda amarilla del partido. Se quedaba con uno menos el Villarreal a falta de algo menos de diez minutos y se abría una oportunidad de oro para el Granada de sacar petróleo. Y aunque si que es cierto que se jugó algo más en el campo del Villarreal, fueron estos últimos los que pudieron llevarse los tres puntos. Gerard Moreno picaba el balón por encima de Aarón y un heroico Foulquier sacaba el balón en la línea de gol. Un punto para cada equipo al final, que sabe a gloria para el Granada y a muy poco para el Villarreal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *