Sumó su cuarta derrota en la pretemporada en la Ciudad Deportiva del Granada, ante un Recreativo Granada que, en general, tuvo más intención y las ideas claras en los últimos metros que el conjunto blanquiverde, que no firmó un buen encuentro debido a múltiples causas. La primera, las bajas que sufría, tanto antes del choque como durante el mismo; la segunda, que se quedó sin balón tres cuartas partes del encuentro y tuvo muchas dificultades para recuperarlo; la tercera, que en las llegadas que sumó, le faltó un punto más de cabeza clara o de tener un plan mínimamente claro. Y la definitiva fue Manrique Antequera, un árbitro al menos discutible en sus decisiones, en las que no midió por igual a unos y otros. Obviamente, el conjunto blanquiverde no salió derrotado de la Ciudad Deportiva nazarí por el colegiado, pero era complicado que saliera victorioso.

El equipo de Germán Crespo salió con brío al encuentro y en los primeros tres minutos forzó dos saques de esquina, aunque sin conseguir generar claro peligro a Kane Sarr. Sí lo sintió el portero del filial nazarí antes del minuto cinco, con una buena jugada en ataque por banda derecha, con cesión con el pecho de Willy Ledesma a Simo para que el marroquí golpeara el balón, dentro del área aunque algo mordido, para que saliera muy ajustado al poste izquierdo de la portería granadinista.

El conjunto blanquiverde funcionaba. Simo se convertía en el máximo -si no el único- argumento atacante de los cordobesistas. Una buena jugada individual del marroquí terminó con un saque de esquina a favor de los visitantes y poco después, el colegiado del encuentro, en una jugada aislada del Recreativo Granada, decretó penalti a favor del filial nazarí por una entrada de José Ruiz sobre Plomer dentro del área (min. 15). La pena máxima la lanzó Barcia, mal, raso y flojo, fuera del marco de Felipe Ramos.

El Córdoba CF respondió tres minutos después con un disparo de Omar Perdomo desde su banda, al palo largo, que se marchó ajustadísimo a la escuadra de Kane Sarr. Le emuló en el minuto 36 Cristian, que calcó el lanzamiento del cordobesista, sin encontrar las redes del Córdoba CF. Y en el posterior inicio de jugada de los blanquiverdes, un fallo en la entrega fue aprovechado por el Recreativo Granada para anotar el primer gol del encuentro, por medio de Plomer.

Crespo se vio obligado a realizar dos cambios antes del minuto 40 por molestias físicas de Willy Ledesma y Álex Bernal, este último, tras la entrada de Sepúlveda, minutos antes. En su lugar entraron Antonio Casas y Viedma. Pero en esa última fase de la primera parte, más allá del gol encajado, el Córdoba CF mostró una línea descendente de forma clara. Muchos más errores en las entregas, más espacios entre líneas, menos capacidad para disputar el balón… Todo llevó a que esos últimos minutos fueran dominados claramente por el Recreativo Granada. De nuevo al Córdoba CF le remataban una falta lateral que fue solventada por Felipe Ramos (min. 44).

La última ocasión para los blanquiverdes saldría, cómo no, de las botas de Simo, que sirvió atrás para que Viedma disparara desde la frontal y se le marchara el balón por centímetros (min. 45). Finalizaba así una primera parte en la que los de Crespo fueron claramente de más a menos por diversos motivos, desde las bajas sufridas antes y durante el encuentro como porque el rival fue creciendo paulatinamente.Debido a esas bajas, Crespo dio entrada tras el descanso a Luismi Redondo por Omar Perdomo y a Carlos Puga por Javi Flores. Así, movió a José Ruiz al centro de la defensa y adelantó a Toni Arranz a su posición natural de mediocentro, haciendo pareja con Viedma. Salió de nuevo con fuerza el conjunto blanquiverde, que tuvo dos llegadas en los primeros minutos del segundo acto, aunque sin generar un peligro claro sobre el arco nazarí. Fue, de nuevo, un espejismo. El Recreativo Granada volvió controlar el duelo y tuvo dos ocasiones muy claras, por medio de Brian Zaragoza (min. 53) y de Cristian (min. 55).

Tuvo el Córdoba CF un cuarto de hora francamente flojo, aunque a partir de la última tanda de cambios, el conjunto blanquiverde intentó de nuevo construir desde atrás. En una de ellas llegó la ocasión más clara de la segunda parte, y casi del partido, para los blanquiverdes, con un disparo de Luismi Redondo que se marchó por muy poco (min. 72).Manrique Antequera no vio un penalti sobre Luismi Redondo (min. 80) tan claro, al menos, como el que señaló en la primera parte a favor de los granadinistas, amonestó a Crespo y el partido fue muriéndose poco a poco, a pesar de los intentos del Córdoba CF por salvar la honrilla del resultado. Demasiados contratiempos, por lo tanto, para poder sacar una conclusión mínimamente válida de lo que se vio en Granada. Y sí, también porque el Córdoba CF jugaba ante un filial.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *