Dimitri Foulquier jugará en el Valencia y el Granada espera sustituirlo con Santiago Arias. La salida del francés parecía una cuestión de tiempo desde comienzos de la semana, pues contaba con el visto bueno del futbolista y las distancias económicas para el acuerdo entre clubes eran salvables.

Los rojiblancos se empezaron a mover en el mercado en busca de un reemplazo y, si nada se tuerce, será el defensor colombiano que pertenece al Atlético de Madrid. De hecho, ya ha contactado con sus compatriotas en el equipo, Luis Suárez y Carlos Bacca, para conocer más acerca del proyecto en el recalaría como cedido. Tiene alternativas, pero esta parece la más factible.Desde la ciudad del Turia se deslizó por la tarde un principio de acuerdo para la llegada de Foulquier, que se ata por cuatro temporadas. Todo se quedó pendiente de los últimos flecos.

En esto hay versiones contradictorias que seguramente no quedarán aclaradas hasta que no se consume el anuncio. La horquilla estará entre los 2,5 y los 3 millones como cantidad fija, con una variable que oscilaría entre los 500.000 euros y el ‘kilo’. En esto también habría letra pequeña, porque el Granada se quería asegurar unos objetivos asumibles, como número de partidos disputados, y no relacionarnos con consecuciones colectivas, como jugar competición europea.Del montante, el Granada tendrá que derivar un 20% al Watford.

El contrato de Foulquier databa del verano de 2020, cuando los rojiblancos ejercieron su compra. Firmó por tres temporadas, por 1,4 millones fiables y variables que acercaban la gestión a 2 en total. A falta de dos cursos para acabar el vínculo, el Granada amortiza lo pendiente y saca tajada.Foulquier, de 28 años, cumple su deseo de irse con Bordalás y el Granada se lanza a por Arias, de 29.

Tras pasar un año en blanco por una lesión de peroné, el Atlético le busca acomodo en un club en el que pueda recuperar su nivel, tras pagar por él, en 2018, 11 millones al PSV. Arias es internacional y ocupa plaza de extracomunitario, un problema para los colchoneros, que tienen saturación tras el fichaje del brasileño Cunha, pero no para los de rayas horizontales, que solo cuentan bajo esta condición con Bacca.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *