El próximo martes, día 31 de agosto, se dará por acabada la primera ventana de incorporaciones en LaLiga, lo que quiere decir que el Cádiz CF está en la semana final para hacer los deberes pendientes tanto en la llegada como la salida de futbolistas. Unos días a un ritmo frenético que deja abierta cualquier posibilidad, alguna de ella especialmente preocupante como puede ser un adiós inesperado dentro de la plantilla.

Hasta el momento desde el Cádiz CF se tiene controlado el mercado de fichajes a pesar de la dificultad que sigue entrañando poder desprenderse de aquellos efectivos que no entran en los planes del club para la recién iniciada temporada. Pero ese control que ejerce la entidad que preside Manuel Vizcaíno es relativo porque cualquier operación depende de dos partes, salvo el pago de la cláusula de rescisión.La realidad es que no resulta habitual en un equipo modesto como el Cádiz CF que venga otro conjunto y suelte la ‘manteca’ para llevarse a un jugador previo pago de esa cláusula. Pero es una posibilidad real. Como lo es la marcha de un futbolista con el que se cuenta por un acuerdo en un traspaso al que no se debe negar el club. Cualquiera de las dos opciones tendría que poner en marcha con celeridad la sustitución de ese jugador. Cuanto más cerca esté el día 31 de esa posible marcha, las prisas serán malas consejeras para reforzar al equipo en ese puesto que se ha quedado libre.

Es una cuestión que afecta al Cádiz CF y a cualquier conjunto que tiene en el 31 de agosto el límite para cerrar la plantilla. Hay cláusulas a las que, salvo sorpresa mayúscula, no van a acceder los equipos pero no hay que descartar ofertas apetitosas por gente que ya el año pasado en Primera dieron un buen nivel y que han empezado el presente curso a un tono interesante. Por citar algunos ejemplos: Fali, Pacha Espino, Jonsson o Choco Lozano, si bien alguno más podría tener cabida en esta lista.Esos futbolistas son titulares con Álvaro Cervera e incluso se les puede colocar el cartel de ‘intocables’ por la alta participación que se espera de ellos a lo largo de la temporada, de ahí que la marcha de alguno de ellos a pocos días del cierre de mercado generaría un problema serio y un ataque de nervios a un entrenador que tiene fe ciega en jugadores de ese corte.

La entrada de un buen ‘pico’ en euros siempre es una noticia favorable en un modesto como el Cádiz CF y un dinero que se puede destinar en buscar un reemplazo, aunque el reloj no para en busca de ese 31 de agosto que para muchos entrenadores y direcciones deportivas es un alivio para acabar la tarea que supone la primera ventana de incorporaciones.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha prohibido de forma expresa que los clubes puedan fichar a un jugador fuera de plazo tras haber perdido a un futbolista en los 15 días previos al cierre de mercado mediante el pago de su cláusula. Fue lo que sucedió la temporada pasada cuando el Atlético fichó a Geoffrey Kondogbia del Valencia el 2 de noviembre, después de que el Arsenal pagara la cláusula de Thomas Partey el mismo 5 de octubre (día del cierre de mercado).Esta posibilidad existía gracias a una circular de LaLiga que modificaba el reglamento en materia de inscripción de futbolistas y que había sido aceptada por la RFEF y que admitía de manera expresa la opción de fichar fuera de plazo en los siguientes términos: «Si en los quince días naturales previos a la fecha de finalización de cualquiera de los períodos de inscripción, un jugador rescindiera de manera unilateral el contrato laboral vigente con su equipo amparándose en el Real Decreto 1006/1985, la entidad en la que este estuviera inscrito, dispondrá de un plazo excepcional de 30 días a contar desde el que se produzca la rescisión para poder inscribir a un nuevo jugador».

El nuevo reglamento de la RFEF incluye una modificación en el artículo 124 que lo prohíbe así: «Fuera de los periodos habilitados no podrá autorizarse la inscripción de ningún jugador, salvo en las excepcionalidades de los apartados 2 y 3 del presente artículo. Tampoco podrá autorizarse la inscripción fuera de dichos periodos en supuestos excepcionales de inscripción como consecuencia del pago de una cláusula de rescisión».

Los únicos supuestos en el que un club puede fichar e inscribir a un jugador fuera de plazo es en el caso de futbolistas en paro y siempre que haya fichas disponibles en el club de destino o en cuando una jugadora se encuentre en estado de gestación y solicite la baja federativa.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *