betis madrid jugada

El Betis sigue sin ganar y perdió ante el Real Madrid por 0-1, debido a una jugada en la que los béticos pasaron de poder marcar a encajar el gol

Si hay una mejor forma de dar un ejemplo de que si perdonas, te acaban castigando, se dio en este partido. Porque el Betis perdió por la mínima (0-1) ante el Real Madrid, debido a una jugada que pasó en unos segundos de ser ocasión clara para los verdiblancos al gol de Carvajal.

El Madrid necesitó pocos minutos para dar los primeros avisos del partido. Primero con un disparo de Benzema que se iba fuera y luego un remate de Militao que atrapaba Rui Silva. Los verdiblancos preferían que el ritmo del partido fuese otro, por lo que empezó a ralentizar el ritmo de juego con la posesión, para así controlar el choque y tratar de minimizar las ofensivas madridistas. Tuvo su primera buena ocasión con una falta lanzada por Fekir en la que Courtois se tuvo que estirar para despejar.

Tras ello, los equipos se alternaron el dominio en la posesión durante algunos minutos, pero sin volver a tener ocasiones claras. Intento Fekir provocar un penalti tras una buena jugada personal, pero el colegiado le pilló tirándose y al final acabó llevándose la amarilla. El partido seguía sin tener ningún dominador, con ambos equipos disparando en alguna ocasión desde la frontal del área, pero sin inquietar a ningún guardameta. Acabó decayendo el ritmo en los últimos minutos de la primera mitad, con muchas interrupciones en el juego por faltas en los dos bandos. Y una batería de tarjetas amarillas para hasta cuatro jugadores del Betis y al propio Pellegrini.

El descanso sirvió para rebajar la tensión pero no para recuperar el elevado ritmo anterior. Eso sí, el Madrid dio dos avisos (uno con gol incluido) que, afortunadamente para los intereses béticos, eran en fuera de juego. Estaba sufriendo el Betis, que volvió a salir del vestuario siendo claramente superado. Le costaba tener posesiones largas y el choque iba desequilibrándose poco a poco en beneficio de los merengues. Aunque el gol no llegaba.

Y entonces, en una jugada que se le quedaría grabada a Juanmi en la mente, se abrió el marcador. El delantero bético fue protagonista, pero negativo, porque en una serie de errores de los centrales madridistas, se planta en superioridad ante la portería de Courtois, para intentar pasar a Ruibal. Sin embargo, el pase fue muy malo, se equivocó y generó una contra para el Madrid que finalizó en el otro área, con gol de Carvajal.

Intentó reaccionar el conjunto hispalense, pero de manera muy tímida. Los jugadores claves, como Fekir o Canales, estaban pasando desapercibidos en esta segunda mitad, lo que hizo que la ofensiva verdiblanca fuera casi inexistente. Las fuerzas de los de Pellegrini ya estaban bajo mínimos. Lo intentaron los béticos, pero las piernas ya no respondían bien y la defensa visitante fue capaz de resistir los últimos envites. La tuvo Montoya en la última jugada, pero Courtois acabó con la esperanza del Betis de salvar, al menos, un punto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *