cádiz portería cero

El Osasuna se llevó un partido con hasta tres penaltis ante el Cádiz y consiguió la remontada con dos goles en el tiempo de descuento

Tarde de goles en el Nuevo Mirandilla, algo desde luego no habitual. Sin embargo, no fue como los aficionados hubieron querido, ya que el Cádiz, en un partido con hasta tres penaltis, vio como se le escapaba la victoria ante el Osasuna en el tiempo de descuento. Los rojillos marcaron dos goles en ese tramo, dándole la vuelta al encuentro y llevándose los tres puntos.

Como era previsible, cuando se enfrentan dos equipos con este estilo de juego, ambos buscaban los balones directos. El balón iba en cuestión de segundos de un área al otra, pero con pocas ideas en cuanto las defensas aparecían bien situadas y desbarataban cualquier posible peligro. Finalmente, el Osasuna decidió hacerse con el control del juego, algo a lo que el Cádiz no puso ninguna oposición.

Cuando el partido se pone así, es cuando normalmente los gaditanos están más cómodos y más daño hacen. Y en una jugada totalmente ‘cerveriana’, llegó el gol cadistas. Recuperación, pase rápido para que Salvi corra por banda derecha, centre y Álex Fernández marque entrando desde la segunda línea. Con muy poco ya había hecho daño el Cádiz, que veía como el partido se le ponía más a favor y forzaba a los rojillos a arriesgar más. Y es que el dominio de la posesión del Osasuna se acrecentó todavía más. Sólo para acabar chocando una y otra vez contra el muro amarillo. Y los andaluces, en cuanto podían, salían como balas hacía la portería contraria. Se iba el Cádiz al descanso ganando, defendiendo sin fisuras e incluso amenazando a la contra.

Y el Osasuna, que quería empatar cuanto antes, salió con el mismo plan en la segunda mitad. Casi logró igualar al poco de comenzar, con un disparo de Javi Martínez, tras el primer despiste de la zaga cadista, que se iba desviado por muy poco. Cada vez iba cediendo más y más el Cádiz, entrando en ese punto en el que empezaba a jugar con fuego. Y al final se quemó, cuando el colegiado pitó penalti por mano de Akapo, tras revisión en el VAR, y Kike García marcaba y hacia un empate que ya empezaba a merecer su equipo.

Pero el Cádiz, que saca vidas y oportunidades de la nada, volvería a conseguir la ventaja. Balón largo, centro, Álex intenta poner el balón atrás e impacta en la mano de David García. Y otra vez, tras revisión del VAR, el árbitro pitaba penalti, pero en el otro área. Álex Fernández marcaba, logrando su doblete y volvía a dar aire a Álvaro Cervera. Los navarros no se iban a rendir, volviendo a encerrar a los locales e incluso teniendo un disparo al palo de Kike García.

Tuvo unos minutos el conjunto amarillo en los que tuvo que saber sufrir y resistir. Lo hizo bien y cuando las fuerzas del Osasuna bajaron, comenzó a aguantar con mucha más facilidad. Pero justo, en esos momentos y cuando ya llegaba el descuento, otra mano en el área, esta vez de Juan Cala, desembocaba en otro penalti a favor de los rojillos. Roberto Torres fue el lanzador esta vez, pero el resultado fue el mismo que el anterior. Gol y empate. Y todavía no habían dicho su última palabra los visitantes. Porque en un córner, David García se imponía en el segundo palo y completaba la remontada. Siguen los gaditanos sin conocer la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *