El Real Madrid cayó derrotado ante el Unicaja en el segundo partido de pretemporada. El equipo de Pablo Laso repitió una mala salida al parqué, se recompuso y llegó a meterse en la pelea por la victoria antes de paso por vestuarios. Pese a la falta de rodaje del conjunto merengue, fichajes como Heurtel o Hanga siguen dando buenas sensaciones. El base francés, sin ir más lejos, tiene ‘atada’ la dirección del equipo (88-75).

El técnico madridista se marchó enfadado a vestuarios. Y no es para menos, pues el equipo blanco sigue sin lograr la victoria en esta primera semana de pretemporada. Faltó ritmo, intensidad defensiva y atención. Además, nuevos jugadores como Williams-Goss siguen lejos de entender el ritmo y la dinámica del conjunto de Pablo Laso. Sin embargo, esa falta de explosión contrasta con la importancia de Hanga o el liderazgo de Heurtel en el puesto de base.

Unicaja salió fuerte al parqué endosando un gran parcial. Ya le sucedió al Real Madrid ante UCAM Murcia con un 0-10 de salida que dejó tocado al cuadro blanco. En el Martín Carpena la cosa no fue muy distinta y de nuevo tocó remontar en el primer cuarto. La reacción tardó en llegar, quizás demasiado, y Unicaja se marchó con el primer cuarto a su favor gracias al 28-16 con Guerrero destacado en el equipo local y con Carlos Cabezas viviendo ese particular homenaje antes de la retirada.

No sería hasta los segundos diez minutos cuando el Real Madrid permitió ver esa mejor versión. Hanga anotaba desde el exterior y Rudy Fernández, poco a poco entrando en el ritmo competitivo, no perdonaba desde el triple. El combinado de la capital, pese a que Brizuela intentaba frenar el parcial, se fue al 34-27 con más de la mitad del segundo cuarto por jugar. Heurtel se entonó en ataque y los de Laso llegaron a ponerse con un 37-33. Pese a ello, la remontada se atascó y se alcanzó el descanso con un 44-43.

La segunda parte no fue a mejor para un Real Madrid que echó en falta esa consistencia de meses posteriores. Abromaitis hizo daño y no tardó en lanzar a los suyos hasta el +10. El dominio de Eric en la pintura y la falta de acierto del Real Madrid acabó dando esa gasolina necesaria para alejarse en el marcador. Pero Ndiaye sacaba provecho de sus minutos y el combinado merengue lograba mantenerse con el 65-59 al final del tercer cuarto.

A diez para el final, Cole y Alonso rompieron y Unicaja se marchó hasta el 73-61. Laso tiró de ‘lasinas’ en el tiempo muerto y el Real Madrid dejó escapar el ritmo de partido con ataques lentos y lanzamientos sin tino alguno. La pintura, además, perdía a Poirier por faltas y Yabusele no rompía en la zona rival. Unicaja certificó el triunfo y el Real Madrid sigue sin despuntar a algo más de una semana del inicio de la Supercopa de España.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *