ponfe almería

El Almería vuelve a perder y dejarse puntos en El Toralín, tras perder con justicia ante la Ponfe por 1-0, en un partido flojo de los de Rubi

Al Almería se le sigue atragantando El Toralín, donde cayó derrotado ante la Ponfe por 1-0. Un resultado corto por lo visto en el partido, especialmente en la segunda mitad, donde el conjunto dirigido por Bolo fue claramente superior y mereció marcar algún gol más.

La Ponfe tardó poco en hacer sudar a Fernando. Error de Babic que deja a Dani Ojeda sólo ante el portero, pero el del Almería saca una mano salvadora para evitar el tanto. Poco después, también detuvo un disparo desde la frontal peligroso. Y aunque los andaluces también llegaban al área rival, el verdadero peligro seguía estando en el otro lado. Otro despiste en defensa de los rojiblancos dejaba a Yuri sólo, que esta vez si batía a Fernando. Por fortuna para el Almería, partía en posición adelantada y no valió.

Le estaba costando a los almerienses, especialmente a la hora de frenar las rápidas transiciones de los locales. Pero por fin dieron su primer aviso serio del partido, con un zapatazo de Ramazani que se estrellaba en el larguero. Las ocasiones claras dejaron de verse, pero el ritmo del partido seguía siendo muy alto. Ambos equipos planteaban un juego directo, buscando la portería del contrario en poco toques.

Sin embargo, tras la pausa para la hidratación, el ritmo del partido se vino abajo. Las interrupciones comenzaron a ser lo habitual en el tramo final de la primera mitad, con muchas faltas e incluso con el cambio obligado de Aitor Buñuel por lesión. No había tregua, pues la intensidad que estaba imprimiendo los dos equipos era máxima. Pero las fuerzas para salir con velocidad ya no acompañaban. Hacía falta el descanso para recuperarlas.

Tras el descanso, comenzó con mejor pie la Ponfe, que tras varios acercamientos, se encontró con el gol. Adot, con un poco de fortuna por un rebote, batía a Fernando. Pero tras unos minutos y una revisión del VAR, el árbitro decidió que había fuera de juego posicional por un jugador local que bloqueaba a Sabic, anulando el tanto. Se salvaba el Almería por segunda vez.

Estaba algo mejor el conjunto de Bolo en esta segunda mitad, llegando con más frecuencia a la portería de Fernando. Además, el ritmo seguía siendo atascado, con muchas interrupciones en el juego. No estaba nada cómodo el Almería, que aunque no conseguía salir de atrás y sólo le quedaba resistir. Pero tras dos goles anulados, a la tercera fue la vencida para la Ponfe. Esta vez fue un tiro desde la frontal de Adot que se colaba por la escuadra. Golazo imparable para Fernando.

El gol no sirvió para que se diera una mínima reacción en el conjunto indálico. Superado por el cuadro bierziano, que lo había buscado más y no concedía ninguna oportunidad de gol. En los minutos finales, intentó empujar el Almería para intentar salvar un punto, pero los jugadores de la Ponfe estaban gastando hasta su última gota de energía para llevarse la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *