granada betis canales

El Betis consiguió su primera victoria en LaLiga tras imponerse al Granada por 1-2, gracias a un golazo en los últimos minutos de Canales

Los dos llegaban agobiados, pero uno se va respirando tranquilo y el otro se queda hundido. El Betis se llevó la victoria ante el Granada en Los Cármenes, gracias a una jugada de Sergio Canales en los últimos minutos, cuando ya no quedaban fuerzas para responder.

Arrancó el Betis intentado hacerse con el mando del partido. Los nazaríes respondían y contrarrestaban por medio de una gran intensidad en el juego. Pero casi se llevaron un disgusto, cuando el guardameta debutante, Maximiano, que primero había tenido una buena intervención, se dormía y perdía el balón ante Tello. El catalán del Betis se escoraba demasiado tras robar y acabó estrellando el balón en el lateral de la red. Cogía aire el Granada y la afición, mientras su guardameta se disculpaba tras un error que pudo costar muy caro.

Conforme iban pasando los minutos, los jugadores rojiblancos iban perdiendo fuelle y el Betis seguía creciendo y ganando terreno. El juego se concentraba únicamente en terreno de juego nazarí, ya que el cuadro granadino era incapaz de enlazar más de tres pases seguidos. La presión alta de los de Pellegrini estaba siendo efectiva. Pero les seguía faltando lo más importante, que era generar ocasiones de gol.

Tras unos minutos con muchas interrupciones en el juego, por fin logró el Betis dar un susto, tras un disparo de Fekir que se estrelló en el palo. Minutos después, un disparo de Pezella se topaba con Maximiano, que se rehacía de su error anterior. El Granada seguía resistiendo y no sería hasta los últimos minutos de la primera mitad que tendrían su primera ocasión, aunque fue por un despeje de Bellerín a un centro, que se fue rozando el larguero. Pero tras los avisos previos, los verdiblancos, en la última jugada de este tiempo, se adelantaron con un golazo de Rodri.

Y nada más comenzar la segunda parte, casi sentencia el Betis, en mano a mano de Tella que volvía a salvar Maximiano y que luego sacaba Arias tras un rechace. Y los verdiblancos seguían insistiendo y controlando el juego, mientras que los nazaríes apenas podían atacar. Pero el Betis perdonaba una y otra vez, y al final, lo acabó pagando como en otras ocasiones. En una jugada casi aislada, Luis Suárez sacaba un disparo seco que sorprendía a Rui Silva e igualaba el choque.

A raíz del gol, los papeles se invirtieron. El Granada se lo empezaba a creer y veía que la victoria era posible. Y en el otro lado, los verdiblancos veían como otra vez se les podían escapar los tres puntos. Poco después, las fuerzas se igualaron y el partido empezó a romperse. Ya cada vez les costaba más a los equipos regresar a defender y ninguno de los dos se conformaba con el empate.

No se conformaban hasta que las fuerzas ya estaban al límite y ambos equipos se llevaron algún susto que les pudo costar la derrota. A partir de ahí, ambos empezaron a tomar menos riesgos. Y en ese momento es cuando la calidad de Sergio Canales apareció para hacer un jugadón individual y cuando apenas quedaban unos minutos, silenciaba Granada y daba la victoria al Betis. Unos respiran por fin cuando llega la competición europea. Y los nazaríes, siguen sufriendo y sin arrancar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *