Regresaba la UEFA Champions League a Nervión para un Sevilla FC que buscaba un triunfo para mantener las buenas sensaciones ofrecidas en el comienzo de temporada liguero en Europa. 26.000 personas en el Sánchez-Pizjuán a pesar de la fuerte lluvia acontecida sobre la capital hispalense. Julen Lopetegui rotaba entre poco y nada en esta ocasión:

Bono-Navas-Diego Carlos-Kounde-Acuña-Fernando-Jordan-Rakitic-Papu Gomez-Suso-En-Nesyri. Volvían al banquillo Oliver Torres y Lucas Ocampos ya recuperados de sus respectivas lesiones.

En el Red Bull Salzburgo la gran novedad era la titularidad del ex jugador del club hispalense, Max Wober. El colegiado del encuentro era Aleksey Kulbakov, bielorruso de nacimiento. Todo preparado para una nueva tarde magica para el Sevilla FC y así lo demostraban con un atronador himno del centenario y una afición que silenciaba el himno de la Champions.

De inicio veíamos un equipo local que buscaba llevar la iniciativa y que volvía a salir con su clásico 4-3-3 de temporadas pasadas. La primera internada del encuentro la iba a realizar la conexión argentina Acuña-Papu que acaba con un balón despejado por Wober cuando aún no se cumplía el minuto 3. La segunda nos hacía cambiar de costado y eran Navas y Suso los que fabricaban la jugada que En-Nesyri remataba de manera defectuosa en el minuto 6. De nuevo la presión sevillista provocaba un robo que creaba peligro a la meta de Kohn. Rozaba el 1-0 el equipo de Lopetegui en el comienzo del choque. Tremendamente incisivo Acuña provocando hasta dos saques de esquina antes del 10 de duelo.

Lo intentaba con velocidad al contragolpe el conjunto austriaco pero el centro de Adeyemi lo atrapaba con facilidad Bono. Adeyemi también provocaba una falta al borde del área en el minuto 11 de partido tras una perdida de balón de Navas. Jordan trababa al internacional e incluso el colegiado reviso en el VAR si podía llegar a ser dentro del área. Finalmente el colegiado lo señalaba a pesar de las protestas de los jugadores locales. El propio Karim Adeyemi lo lanzaba fuera, a la derecha de Bono, sin que el meta marroquí tuviera que intervenir. Llegábamos al minuto 16 de Antonio Puerta en el Pizjuán.

En el minuto 17 Seiwald se llevaba la primera cartulina amarilla para los austriacos por derribar a Suso. Previamente se la habían mostrado por protestas en la acción del penalti a Diego Carlos. La magia del Papu salía a bailar con un balón largo de Acuña su compatriota casi convertia en el 1-0 de vaselina. También En Nesyri de chilena creaba una nueva ocasión.

En el minuto 20 un empujón de Jesús Navas se convertía en el segundo penalti (bastante claro) para el RB Salzburgo. En este caso no fallaba el croata Luka Sucic que batía por izquierda a Bono. Le tocaba remontar un partido que estaba dominando por completo al equipo de Lopetegui por un error garrafal en defensa. El equipo visitante se venía arriba en el choque tras el gol y el Sevilla FC entraba en modo avión por momentos.

Cumplido el 28 de partido lo único que se puede destacar de los últimos 8 minutos de juego es la manera en la que el colegiado estaba desquiciado al Sevilla y a toda la grada de Nervion. Apretaba el coliseo sevillista en búsqueda del empate antes del descanso. Los balones largos a un activo En Nesyri eran la bala principal de los de Lopetegui. En Nesyri también veía la cartulina amarilla, segunda para los suyos.

En el minuto 33 lo intentaba Suso desde lejos y un minuto después, tras un córner, Diego Carlos, pero se chocaban una y otra vez con el muro de Jaissle.

Llegados al 35, un nuevo penalti, el tercero del encuentro para los visitantes, lo mandaba el autor del gol Sucic al palo derecho de la meta de Bono. Tres penaltis en 35 minutos de los cuales sólo uno acababa en gol. Estrepitoso partido en Sevilla.

Una caída de En Nesyri a pase de Papu Gómez se convierta en el cuarto penalti de la tarde, el primero para los de Julen Lopetegui. No fallaba desde los once metros el croata Iván Rakitic que igualaba el partido a falta de 5 min para el descanso. Lo tuvo que señalar de nuevo el VAR. Mala tarde del colegiado Bielorruso en la Champions.

Despues de dos minutos de añadido se llegaba al descanso bajo un intenso granizo en el Ramón Sánchez-Pizjuan. Todo quedaba en juego para los segundos 45 minutos de fútbol.

Comenzaba la segunda mitad con doble cambio en el Sevilla: entraban Lucas Ocampos, ante la ovacion de Nervión por su vuelta a los terrenos de juego y Delaney que debutaba ante su afición por Suso y Jordán.

En Nesyri era expulsado por simular un penalti en el minuto 50, lo que complicaba aún más el accidentado partido al conjunto de Lopetegui. Lamela y Rafa Mir fueron las soluciones del técnico vasco y entraron por Papu Gómez y el goleador Rakitic.

Bono y Kohn con sendas intervenciones evitaban que el partido se fuera más allá del 1-1 en Nervión. Nueva amarilla se llevaba Delaney en el minuto 82. También la veía Navas ante el enfado mayúsculo del público y el capitán era sustituido para que debutará el argentino Montiel. Quedaban 3 minutos y se seguía cubriendo de gloria el colegiado parando una jugada cuando el balón estaba en el área del Salzburgo. Se añadían 6.

Suma un punto el Sevilla FC en su estreno en la Champions está temporada, el fin de semana vuelve la liga con visita a Anoeta. .

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *