granada problema

El Granada, que todavía no ha conseguido una victoria en Liga, tiene un problema para generar ocasiones y para evitar que se las generen

Han pasado cuatro jornadas y el Granada ya tiene un problema. En realidad, son varios, el principal, el no haber ganado todavía y haber sumado sólo dos puntos de doce posibles. En el terreno de juego, se hace evidente el por qué de la situación del equipo. Y es que los nazaríes son unos de los equipos al que más ocasiones le hacen y uno de los que menos genera.

Son problemas que, en principio, no deberían estar causados por cambios en la plantilla. La defensa sigue siendo casi la misma. La salida de Foulquier ha sido la única de un jugador que era titular indiscutible, pero la llegada de Arias cubrió bien ese puesto. En la portería, salió Rui Silva, pero su compatriota, Maximiano, ya demostró ante el Betis que puede dar un buen nivel. En el resto de puestos, más allá del final de la cesión de Vallejo o Nahuel, que tampoco eran titulares fijos, todo se mantiene. Sin embargo, la zaga está mostrando una fragilidad defensiva que no se veía en el pasado.

En el centro del campo, la baja más destacable es la de Yangel Herrera. El venezolano era un jugador importante, pero han llegado otros como Monchu o Rochina. Sin embargo, en la mayoría de partidos, se están viendo superados, con jugadores que parecen estar lejos de su mejor nivel.

Y en ataque, dos salidas que parecían haberse cubierto bien, como son la de Kenedy o la de Soldado, se están notando más de lo esperado. El equipo apenas está generando ocasiones de gol, cuando en el pasado, con muy poco, ya generaban peligro en el área rival. Robert Moreno todavía tiene piezas que encajar y un estilo que inculcar, pero que termina de cuajar. Quedan muchas jornadas por delante y, en el Camp Nou, los nazaríes confían en dar un cambio de sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *