Yassine Bounou, Bono, de amarillo hoy, posibilitó que el Sevilla se fuera con un punto de su visita a San Sebastián en un encuentro en en el que el conjunto nervionense jamás se encontró cómodo. Los locales, con más mordiente, llegaron a disponer de las mejores ocasiones, sobre todo, con un penalti en la primera parte, parado por Bono a disparo de Oyarzabal. El equipo nervionense sólo dio un paso adelante en la segunda mitad con la presencia de Ocampos y Óscar Rodríguez, además de con la posición del Papu Gómez por el centro, pero ya era tarde y los dos equipos terminaron por dar por bueno el empate.En una primera parte muy plana del Sevilla, sin capacidad para quedarse con el balón y buscar la verticalidad, Bono fue el gran triunfador. El meta marroquí se volvió a poner el traje de salvador con una parada importantísima en el minuto 26 en el lanzamiento de un penalti de Oyarzabal cometido por Diego Carlos. La Real, más incisiva, no paró de intentarlo desde el principio, sobre todo, con un activo Isak, hasta que cayó lesionado, y con Sorloth buscando espacios. Los sevillistas bastante parecían tener con alejar el balón de su área. El Sevilla sufría y la Real, con muy poco, se crecía para volver a avisar de nuevo a un Bono estelar. El meta, muy bien colocado, apareció de nuevo para desbaratar una gran ocasión de Isak que ya se colaba en la escuadra.Lopetegui, como se esperaba tras la mala primera parte de su equipo, hizo un doble cambio en el descanso para tratar de dar pasitos al frente y ganar en confianza. Entraron Óscar Rodríguez y Ocampos por Rakitic y Lamela, respectivamente. El Papu, muy perdido en la banda, pasó al centro, y el Sevilla ganó presencia en el ataque de una manera muy clara. La presión arriba ahora sí surtía efecto, y los locales comenzaron a notar el cansancio tras el gran esfuerzo realizado. Lopetegui decidió darle más empuje al centro del campo metiendo a Jordán por Delaney, circustancia que aprovecharía Fernando para sumarse algo al ataque. Óscar, que estaba en la izquierda, se fue a la derecha, y Ocampos haría lo contrario. El Sevilla, ahora sí, comenzaba a tener algo de presencia en el campo rival. El cuarto cambio sería el de Rafa Mir por En-Nesyri, muy solo durante todo el partido.Los últimos minutos fueron para los de Nervión, síntoma de una leve recuperación y de que el partido se terminó convirtiendo en un correcalles. Los espacios se multiplicaron, y también los locales le pusieron el empeño necesario para tratar de darle una alegría a su hinchada. Lopetegui, a falta de cinco minutos, metió a Rekik por el Papu Gómez, y emplazó a los suyos a no cometer ningún error de bulto que pudiera evitar llevarse al menos un punto. Rafa Mir también se unió y a punto estaría de marcar, pero el meta de la Real, Remiro, salvó el gol con alguna complicación. Ahí ya se acabó el partido con un punto que cada equipo terminó dando por bueno.Temas relacionados

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *