Sevilla FC y RCD Espanyol se veían hoy las caras en el encuentro correspondiente a la séptima jornada liguera que ha tenido lugar en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Julen Lopetegui volvía al once que tan buenos resultados le había dado durante la pasada campaña, con la única novedad de Thomas Delaney, que actuó como pivote. También volvían hoy a la que fue su casa, Sergi Gómez y Aleix Vidal, ambos titulares en el día de hoy.

El partido arrancaba con una gran intensidad en ambos bandos, con ambos conjuntos intentando dominar el balón y llevar la batuta en los primeros compases del partido. El primer aviso lo dio el equipo perico, cuando recibió Raúl de Tomas en la frontal del área y con un golpeo seco la mandó muy cerca del larguero de la portería hispalense. El cuadro sevillista lo intentaba en abundancia por los costados, aprovechando el gran estado en el que comenzaron el partido tanto Suso como Lucas Ocampos.

Las ocasiones sobre el arco de Diego López se sucedían pero los atacantes del combinado de Julen Lopetegui no lograban materializar. Sin embargo, en torno al minuto 13 llegó el primer gol del conjunto de Nervión. La jugada la comenzaba Joan Jordán en el centro del campo con un gran detalle técnico sobre el rival para, posteriormente, buscar a Suso en la banda, que aprovechó la internada de Jesús Navas para que este pusiera un centro raso que terminó rematando Youssef En-Nesyri, que hoy volvía a ser titular en el esquema del técnico vasco.

El RCD Espanyol no se vino abajo e intentaba acercarse a la portería defendida por Bono, aunque la línea defensiva del equipo hispalense no lo permitía. El primer aviso por parte de los de Barcelona llegó tras un disparo de Sergi Darder, que desde una distancia considerable, probó suerte, teniendo que intervenir providencialmente el arquero marroquí para despejarla a córner.

Cuando rondaba el minuto 25 en el marcador, tras un saque de Diego López desde su portería, el ariete del conjunto perico, Raúl de Tomas, se plantaba sólo en la portería del cuadro local y terminó venciendo a Bono con una gran vaselina. Pero finalmente, el colegiado desde el VAR invalidó la jugada por fuera de juego.

A partir de ese momento, el ritmo del partido, que hasta entonces había sido muy alto, bajo considerablemente, y las ocasiones se sucedían tímidamente en ambos lados. El combinado blanquiazul no desistía y Vicente Moreno probaba tácticas que le ayudaran a empatar la contienda, aumentando la profundidad por la banda de Aleix Vidal y cambiando de banda a sus extremos, Wu Lei y Embarba. Sin éxito por parte del conjunto visitante, y con varios golpes en los últimos lances de la primera mitad, el colegiado decretó el final del primer tiempo en la ciudad hispalense.

La segunda mitad comenzaba muy distinta al final del primer tiempo. El Espanyol era quien tomaba la iniciativa volcándose sobre la portería del Sevilla FC, aunque de nuevo sin éxito. El ritmo seguía de la misma manera, muy alto y con ambos equipos muy activos buscando dominar. Pocos minutos después de arrancar la segunda mitad, Julen Lopetegui realizaba sus dos primeros cambios, en los que introducía al verde a Erik Lamela y a Fernando.

Sin embargo, estos no tardarían en fabricar la primera jugada de peligro de los hispalenses en este segundo tiempo. Tras un córner del combinado perico, la sacó Fernando en conducción y Lamela fue el que terminó la jugada, que se iba internando poco a poco desde la banda, pero terminó con un remate muy centrado del argentino.

Pocas más ocasiones se vieron tras esta jugada al contraataque de los hispalenses. El Espanyol lo intentaba continuamente por las bandas, donde buscaban ajustar el centro perfecto para que futbolistas como Raúl de Tomás remataran alguno de los continuos centros de los carrileros del conjunto perico. Sin embargo, ante la imposibilidad de encontrar el gol mediante los balones al área, Sergi Darder, como en la primera mitad, lo volvía a intentar desde lejos, aunque esta vez sin peligro.

Tras esta acción, no mucho más tarde, llegaría la expulsión de Thomas Delaney, que, tras cometer una falta y protestar posteriormente, vio la doble amarilla en el mismo minuto, dejando a su equipo con un futbolista menos a falta de 25 minutos para el final. Las ocasiones se sucedían en ambos bandos aunque sin peligro real y conforme pasaban los minutos, la afición estaba cada vez más en desacuerdo con las decisiones del colegiado tras la acción del danés.

En una de las jugadas de peligro de los hombres de Julen Lopetegui, llegó la lesión de Y. En-Nesyri, que ya arrastraba molestias, pero que, debido a que no iba a poder estar en el encuentro ante el Wolfsburgo, salió hoy como titular, pero no pudo aguantar los 90 minutos. El Sevilla lo intentaba con constantes contraataques, aprovechando que el Espanyol estaba volcado en el área del cuadro andaluz buscando el empate, pero la defensa del club catalán demostraba una gran solidez durante la segunda mitad.

A falta de tan sólo 3 minutos para llegar al 90, llegó el gol que sentenciaría el partido. Tras una falta lateral a favor del Sevilla que se convirtió prácticamente en un córner, se quedó la pelota muerta en la frontal del área y con un pase desde el suelo de Rekik a Rafa Mir dejó solo al murciano para que pusiera la pelota en el fondo de las mallas poniendo el gol definitivo en el marcador.

Sin embargo, tras decretar el colegiado los 7 minutos de añadido, el Espanyol seguía acosando la portería de Bono, que con la ayuda de su defensa, repelían los peligrosos remates del conjunto comandado por Vicente Moreno. Con el asedio catalán sobre el área hispalense sin éxito finalmente, González Fuertes decidió dar por finalizado el encuentro en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *