rayo vallecano cádiz

El Cádiz se vuelve a atascar y cae derrotado con claridad ante el Rayo Vallecano, que fue superior durante la mayor parte del encuentro

El Cádiz volvió a los partidos sin ideas en ataque y fue claramente superado por el Rayo Vallecano, que se impuso por 3-1. Se adelantaron los vallecanos, pero el conjunto andaluz logró igualar poco después a balón parado. Un gol poco antes del descanso de Falcao llevó a una segunda mitad donde los gaditanos apenas generaron ningún peligro.

El Rayo quería dominar el balón en los primeros minutos, pero se encontró con un Cádiz que estaba teniendo más balón de lo habitual. Eran minutos de intercambio de llegadas a un área y otra, en principio sin peligro, pero una jugada en la que al zaga cadista no estuvo bien, se adelantaron los locales. Primero remató Falcao, entre Ledesma y la defensa intentaron repeler el balón, que lo cayó a Álvaro García, haciendo el primero a puerta vacía.

Tras el tanto, el plan de los vallecanos comenzó a funcionar. Y con ello, los amarillos pasaron también a su plan habitual, esperando atrás y buscando transiciones rápidas, y por supuesto, alguna jugada a balón parado. Una jugada que acabó llegando, en forma de falta lateral lejana. Centro al corazón del área que gana Jonsson, dando un pase hacía Haroyan, que consigue rematar de volea y hacer el tanto. Un gol que primero fue anulado por fuera de juego, pero que el VAR se encargó de corregir y dar válido.

Este gol volvió a cambiar el guion del encuentro, puesto que ahora los locales ya no tenían la misma facilidad para mantener la posesión. De nuevo el Cádiz intentaba apretar algo más arriba y plantarse en el área contraria con pocos toques. Pero conforme fueron pasando los minutos, el Rayo volvía a apretar y acercarse más a la portería de Ledesma, teniendo algunas ocasiones sin acierto. Hasta que apareció Falcao, que se antepone a su marcador para ganar el primer palo y empujar un centro raso de Baillú, poniendo por delante de nuevo a los vallecanos. Con esa ventaja para el Rayo se iba el partido al descanso.

Tras el regreso de los vestuarios, los hombres de Iraola salieron mucho mejor que los gaditanos. De hecho, fue gracias a Ledesma que la ventaja no aumentó, ya que realizó dos grandes intervenciones casi consecutivas. Y aunque con el paso de los minutos, la ofensiva de los vallecano se redujo, el Cádiz no estaba generando nada de peligro.

Acumulaba muchos delanteros, hasta tres, sobre el terreno de juego Cervera, buscando encontrar el gol. Y aun con todos esos delanteros, la opción de empatar más clara la tuvo un lateral, cuando el Pacha Espino se sacaba un remate de cabeza que se estrellaba en el palo. Pero es que esa fue la única ocasión peligrosa que generaron los amarillos. Y obviamente, acumular tantos atacantes, te deja vulnerable en defensa. Cuando ya se acercaba el descuento, el Rayo sentenció con un golazo un de Isi, que se sacaba un disparo desde fuera del área directo a la escuadra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *