celta granada descuento

El Granada volvió a quedarse sin puntos en el descuento, tras perder ante el Celta y los nazaríes ya llevan siete jornada sin ganar

Cuarta jornada consecutiva con el mismo guion. El Granada resistió durante más de 90 minutos, tuvo dos ocasiones muy claras para adelantarse, pero acabó perdiendo, otra vez, en el descuento ante el Celta, por 1-0. Ya son siete jornadas de Liga y los rojiblancos todavía no conocen la victoria. Siguen sin salir de puestos de descenso y el puesto de Robert Moreno queda en duda.

Salió el Celta con intención de llevar la iniciativa. Y Robert Moreno lo sabía, armando un centro del campo más poblado y sólido, y sin buscar pelear la posesión con demasiado ahínco. Aun así, el plan ya tuvo que modificarse muy pronto debido a la lesión de Maxime Gonalons, dando entrada a Montoro, un perfil de jugador distinto pero que tendría que adaptarse al plan. El juego se desarrollaba la mayor parte del tiempo en campo nazarí, pero sin que hubiera ocasiones de peligro.

Con esa plan, la primera ocasión de peligro la tuvo el Granada, con un disparo de Soro que repelía Dituro. Tuvo alguna otra contra que podía desembocar en una buena oportunidad, pero que no finalizaba con éxito. Por su parte, los gallegos tuvieron su primera ocasión clara con un disparo de Santi Mina, que se envenenó pero que no llegó a sorprender a Maximiano.

Pero a raíz de esa primera ocasión, llegaron unos minutos de asedio constante del Celta, que llegaba con comodidad. La zaga nazarí comenzaba a verse superada por momentos y el gol parecía que podía acabar llegando en cualquier momento. Pero lograron resistir, mantener la portería a cero e irse al descanso con el 0-0. Ahora tocaba cambiar cosas, porque el partido sino se podía hacer muy largo.

No mejoró mucho el conjunto andaluz tras el regreso para la segunda mitad. Pero el Celta tampoco había salido al mismo nivel que en el final de la anterior parte. Por tanto, no había ocasiones de peligro claras y los nazaríes mantenían el empate y esperaban atrás, en busca de una oportunidad para sorprender al contragolpe. Sin embargo, Santi Mina ganaba una carrera a Domingos Duarte, que le derribaba en el área y el árbitro señalaba la pena máxima. Una jugada en la que, además, Maximiano, en su salida para frenar el ataque, chocó con su compatriota, impactando con la rodilla en la cara del central. Duarte acabó sangrando y Maximiano se lesionó.

Eso sí, el guardameta luso no se retiró sin dar un último servicio en el partido de hoy. Y es que Maximiano fue capaz de detener el penalti detenido por Iago Aspas, manteniendo el empate. Pocos minutos después, se marchó sustituido por Aarón. Se entraba ya en el tramo final del choque y el Celta lo buscaba más, ante un Granada que era incapaz de acercarse a la portería de Dituro. De hecho, el guardameta uruguayo no tuvo apenas que realizar ninguna intervención en esta segunda parte.

Hasta que llegó el descuento, en el que, por partida doble, el portero del Celta tuvo que actuar como salvador de los suyos. Primero fue Jorge Molina ,y en el rechace Luis Suárez, quienes los intentaron, en las dos ocasiones de más peligro que había generado el Granada en todo el partido. Pero no aprovecharon sus opciones y, en la siguiente que tuvo el Celta, llegó el gol. Denis Suárez, con mucho espacio, disparaba cruzado, y aunque Aarón tocaba el balón, este acababa dentro. Un gol, otra vez en el descuento, que daba tres puntos al Celta y que ponía deja al Granada abajo y a Robert Moreno pendiendo de un hilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *