El Tamaraceite, próximo rival del Córdoba CF, fue una de las sensaciones en Segunda División B el curso pasado. El modesto conjunto grancanario se estrenó en la categoría de bronce con un rendimiento más que satisfactorio que superó incluso las propias expectativas de un club que ahora en Segunda RFEF no ha sabido, al menos de momento, mantener esa condición. Tras un mes de competición, los canarios suman solo un punto y han perdido esa fortaleza en casa que los convirtió en un rival temible.Pese a la buena temporada que cuajaron en la 2020-21, al Tamaraceite le resultó imposible mantener buena parte del bloque y ha sumado una decena de caras nuevas este verano. Entre ellas, las del portero cordobés Javi Sánchez, que se ha hecho con el puesto de titular tras aterrizar en isla este verano. Como referentes dentro del vestuario siguen los veteranos López Silva -quien volverá a encontrarse con su exequipo el domingo- y David González, cuyos problemas físicos no le han permitido jugar aún, aunque parece que podría estrenarse ante el conjunto blanquiverde. El que no estará ante el cuadro cordobesista será el delantero Jonathan Quintero, expulsado el pasado domingo por agredir a un rival.Tras la marcha de Chus Trujillo, ahora entrenador del Ceuta, su ayudante Pachi Castellano tomó el relevo natural para tratar de dar continuidad a la buena marcha del equipo. Sin embargo, el conjunto canario ha mostrado una cara radicalmente opuesta a la que ofreció el curso pasado. Ni por resultados (un punto en cuatro partidos), ni por juego, con un ritmo bastante inferior al que mostraba la pasada campaña en su feudo, el Tamaraceite parece un equipo temible.Los grancanarios han perdido su habitual fortaleza en casa, donde han cosechado dos derrotas, y evidencian serios problemas en defensa que les han llevado a encajar nueve goles. Unas cifras que invitan al optimismo del Córdoba CF, aunque el Juan Guedes volverá a ser todo un examen para los de Germán Crespo. Por primera vez en lo que va de curso, el equipo blanquiverde entrará en contacto con el césped artificial, y en este caso no será precisamente uno de los mejores que se pueda encontrar; más bien todo lo contrario.Para habituarse a las peculiaridades de la superficie, el Córdoba no tiene previsto en principio ejercitarse en Miralbaida, como ya hizo el curso pasado antes de visitar al Tamaraceite, aunque sí se espera que alguna de las sesiones en la Ciudad Deportiva se realice sobre césped artificial. Los blanquiverdes trabajarán este jueves a puerta cerrada en las instalaciones del Camino de Carbonell, mientras El Arcángel se resiembra con la hierba de invierno, y el viernes tomarán un vuelo por la tarde rumbo a Las Palmas de Gran Canaria.Ya en suelo insular, el equipo de Germán Crespo se ejercitará el sábado para ultimar los detalles de un duelo que enfrentará a un Córdoba pletórico con pleno de puntos ante un Tamaraceite necesitado de sumar un triunfo como sea. Y es que la rebeldía con la que los canarios irrumpieron el curso pasado parece ya sofocada.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *