cádiz denuncia

Durante la tarde de hoy, Cádiz CF y Valencia CF se daban cita en el Estadio Nuevo Mirandilla, que hoy se teñía de amarillo para celebrar que tras estos meses de pandemia, la Junta de Andalucía permitía el aforo completo en los estadios de fútbol. La principal novedad en el once de Cervera era la vuelta de Fali al eje de la zaga. Por su parte, en el combinado che, destacaba la titularidad de Jasper Cillessen, que parece que se está ganando la confianza de Bordalás.

El encuentro comenzaba con pocas ocasiones en ambos bandos, con el Cádiz más lanzado al ataque pero muy impreciso a la hora de superar la línea defensiva del equipo visitante. El primer disparo a portería no tuvo lugar hasta el minuto 11, tras un tiro de Marcos André que se marchaba por encima de la portería de Ledesma. Llegado el primer cuarto de hora en el antiguo Estadio Ramón de Carranza, seguía el empate en el electrónico, con mucho juego pero poco peligro en ambos lados.

Tras esta jugada, el encuentro seguía con la misma tónica, aunque muy accidentado. La siguiente ocasión clara, prácticamente 15 minutos después, en torno al minuto 27, la tuvo Daniel Wass, que probó suerte desde la media distancia, aunque, a pesar de rozar el larguero, el cuero no se colaba en el fondo de las mallas de la portería cadista. El Valencia lo seguía intentando en abundancia por el carril diestro, mediante los centros de Foulquier, aunque la defensa andaluza se mostraba muy sólida a la hora de despejar las jugadas de peligro de los che.

Rozando el final de la primera parte, un remate cabeceado por un atacante valencianista, chocó en el hombro de Fali, por lo que el árbitro detuvo el partido para revisar el VAR. No obstante, Pizarro Gómez señaló finalmente saque de banda, negando que esa acción fuese merecedora de la pena máxima. De esta manera, con pocas ocasiones y tras los 2 minutos de añadido, el colegiado decretó el final del primer tiempo en la ‘Tacita de Plata’, donde el electrónico reflejaba el empate a 0 entre Cádiz CF y Valencia CF.

La segunda mitad comenzaba muy eléctrica, con ambos equipos buscando llegar lo antes posible a la portería rival, pero sin querer dominar la posesión. La primera del segundo tiempo la tuvieron los hombres de Cervera, que, a balón parado, buscaba un remate de Álvaro Negredo en el segundo palo, al que ‘el tiburón’ no llegó. Sin embargo, seguidamente, como en la primera mitad, Daniel Wass volvía a buscar la portería de Ledesma con un golpeo lejano, el cual tuvo que repeler como pudo el guardameta del submarino amarillo.

La siguiente ocasión del conjunto che, en torno al minuto 50, fue calcada a la última, un golpeo del danés desde la media distancia en el que tuvo que intervenir con una mano providencial Ledesma. El encuentro continuaba con más ocasiones en ambos bandos. En torno al minuto 60, Hugo Duro tuvo una de las más claras del partido, aunque no fue capaz de materializar para poner al cuadro che por delante en el marcador.

El combinado amarillo, pasada la primera hora de partido, se iba desinflando poco a poco, fruto del desgaste que provocaba el ritmo del partido. Con Guedes como el principal artífice, el Valencia aprovechaba el bajo momento de los de Cervera para acercarse cada vez a la portería cadista. El técnico del conjunto local buscaba dar frescura con futbolistas como Alejo, Pedro Benito, que debutaba hoy en primera división, o Chapela, que se encontraba en la misma situación que el delantero del filial gaditano.

Sin embargo, todo no serían alegrías en el combinado visitante, ya que a falta de unos 20 minutos para el final, Pizarro Gómez expulsaba al ayudante de Bordalás por sus continuas protestas sobre las decisiones del árbitro. Una de las últimas acciones del choque llegaba por parte del cuadro de Bordalás, que tras una gran carrera de Guedes desde la mitad del verde dejó completamente sólo a su compañero con un gran pase, pero terminó blocando Ledesma.

A falta de 5 minutos, llegaría la ocasión, posiblemente, más clara de los andaluces, que tras un pase a los hombres de ataque, no se entendió Paulista con Cillesen y faltó muy poco para que lo aprovechase el ariete del equipo local para materializar el primer gol del partido. La última ocasión del choque llegó sin embargo la tuvo Guedes, que desde la frontal lo intentó el portugués y pasó rozando el palo.

Con el tiempo ya cumplido, el colegiado señalaba el final del encuentro en el Estadio Nuevo Mirandilla, en un día histórico para la afición gaditana, que tras unas temporadas, volvía a poder completar el aforo completo del estadio. A pesar de que su equipo no pudo pasar del empate, la afición se convirtió en un factor muy determinante para que el cuadro cadista no saliera derrotado en la tarde – noche de este sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *