Primeros puntos que deja ir el Córdoba esta temporada. Los blanquiverdes, tras ir ganando todo el encuentro prácticamente en el Juan Guedes, no encontraron la manera ni de cerrar la victoria con un segundo tanto ni de protegerse de las acciones de un Tamaraceite que fue de menos a más en el partido. Pese a sus evidentes limitaciones, de las que da cuenta la tabla, su empuje de la segunda parte le terminó dando premio con un gol de Carlos Cid en el minuto 83, sin demasiado tiempo para que los blanquiverdes reaccionaran. Adiós al pleno, aunque no al liderato, ya que el Cacereño calcó el resultado cordobesista en Don Benito (1-1).Esta vez Germán Crespo, además de esa cambiante línea de trescuartistas, también tocó la defensa. Como evocando el recuerdo de la pasada campaña, Bernardo Cruz apareció en el once en lugar de José Alonso. Arriba entró Puga, que parece ganar peso como variante ofensiva para partidos fuera de casa, a priori más complejos de los de casa, y también Simo. A Omar Perdomo no le bastó su gol contra el Don Benito para repetir y ocupaba sitio en el banquillo como Luismi.▼ Publicidad por Refinery89El Córdoba arrancó el partido sin miedo, dispuesto a marcar cuanto antes. Y lo logró. Avisó Willy al medio minuto, Ekaitz, ganando bien un balón a su par y tirando con la derecha, al minuto y pico, y luego llegó un penalti de Héctor Marrero a Adrián Fuentes. Willy no perdonó desde los once metros pese a que el cordobés Javi Sánchez se lanzó al sitio correcto. El cuadro califal no se conformó con el tanto y siguió presionando, hasta tal punto que el Tamaraceite no salió de su campo hasta el minuto 8. Luego poco a poco el cuadro grancanario fue encontrando a su ‘metrónomo’, David González, que se llevó alguna patadita por sus gambeteos. Y es que además de jugar este Córdoba no hace prisioneros, llegado el caso.Poca precisión Superado el cuarto de hora el Tamaraceite logró acercarse más al área de Felipe Ramos, forzando algún error en la zaga incluso, aunque sin remates a portería. El caso es que el juego se había igualado y el Córdoba parecía apostar por esperar y robar algún balón para volar hacia la meta de Javi Sánchez. Lo intentó una vez Adrián Fuentes, pero Willy no estuvo preciso para devolverle la pared. Más tarde, en un saque de banda, el delantero remató arriba en una acción de saque de banda.El cuadro califal había sabido sufrir en los momentos de mayor agobio local, tampoco nada del otro mundo, y pronto empezó a generar nuevas ocasiones. Además de su juego asustaba en estrategia. En una de ellas, y tras una salida poco resolutiva de Javi Sánchez, un cabezazo de Toni Arranz en parábola estuvo a punto de entrar, aunque tras el despeje bajo palos de un zaguero blanquiazul se decretó fuera de juego. Más tarde fue Willy el que lo intentó por dos veces, aunque sus tiros acabaron una vez contra la defensa y otra, un centro-chut más bien, despejado con los pies por el meta local.Intento de López SilvaEl choque se encaminó así al final de la primera parte, con sensación de control cordobesista, pese a las trampas en el camino que tienen este tipo de encuentros en Canarias. Ya cerca del cuarente, en una pérdida de los canarios, ni Willy ni Adrián Fuentes pudieron terminar disparando a meta en una jugada que parecía más. Más tarde José Cruz se animó en un libre directo a unos 25 metros del arco que acabó fuera por poco. Para cerrar el primer acto, Felipe Ramos tuvo que despejar otra falta directa de López Silva en el primer tiro a puerta de los grancanarios.Crespo hizo su primer cambio en el descanso, con la entrada de Luismi por un amonestado Puga, aunque fue por la otra banda, con Simo, por donde llegó el primer ataque reseñable de la segunda parte. El extremo caracoleó por su mejor flanco y tras buscar un pase a la frontal, el disparo de Álex Bernal, con el interior desde la frontal, se marchó junto al palo izquierdo de Javi Sánchez.Juego enredado y permutasSin embargo, luego el partido se enredó, con un guion que interesaba a los locales, no al Córdoba. Muchas faltas, fueran o no, y varios saques de esquina, en uno de los cuales la pelota anduvo a punto de acabar en ocasión o en mano, como reclamaron los locales. Crespo paró el envite e hizo debutar a Viedma en lugar de Toni Arranz, también con amarilla, además de colocar a Casas por Adrián Fuentes. El mensaje estaba claro: control de balón e intensidad. Así había que asegurar el triunfo.Tras muchos minutos sin asomarse por el área grancanaria, al paso por el 71 Willy estuvo a punto de sorprender con otro buen disparo a Javi Sánchez. El Córdoba no se achantaba y se fajaba en cada disputa, pero no lograba combinar ni crear juego como sí hizo en fases de la primera. Y el guion ponía al equipo en la diatriba entre buscar la sentencia o conservar el momentáneo 15 de 15. Pudo resolver las dudas Casas, que se desmarcó bien al espacio en una acción por la derecha pero disparó contra el cuerpo de Javi Sánchez.Iguala el ‘Támara’Ya dentro de los diez minutos finales, López Silva lo probó con una falta directa que acabó fuera, antes de que llegaran nuevos cambios. En el Córdoba entró Omar Perdomo por Simo, mientras que en el Tamaraceite aparecieron Yadam y Carlos Cid. Este jugador, nada más entrar, tomó el papel de héroe local, porque, tras una buena acción ofensiva, colocó el empate en el marcador con un tiro raso que no pudo despejar Felipe Ramos.Quedaba poco margen de actuación y lo cierto es que el Córdoba no dio visos de poder anotar. Con algo de prisas, se centró más en no conceder nuevas acciones al animoso equipo local. Tablas y primera lección de la que toca aprender para el futuro.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *