villarreal betis 2-0

El Betis mostró su versión mala en La Cerámica, con errores en defensa y falta de ideas en ataque, perdiendo por 2-0 ante el Villarreal

Era el partido más complicado y exigente de la semana, y en el que peor rendimiento hubo. El Betis sumó su segunda derrota de la temporada, perdiendo ante el Villarreal por 2-0 en La Cerámica. De nuevo, un error grave atrás, esta vez de Bellerín, sirvió para que Danjuma abriera la lata. El neerlandés, en la segunda mitad y con un Betis que dejaba muchos espacios, anotó también el segundo.

Comenzó intentando arrinconar el Villarreal a los verdiblancos, pisando área en muchas jugadas pero sin ser capaz de finalizar las jugadas. Todo lo contraria en el Betis, que en cuanto pudo llegar, ya tuvo la primera ocasión peligrosa, con un tiro de William Carvalho que Rulli tenía que mandar un córner. Poco después, era Ruibal quien lo probaba desde lejos, pero muy desviado.

El dominio de la posesión era de los locales, algo con lo que el Betis no suele tener que lidiar muy a menudo. Pero sabiendo defenderse y con la velocidad de los de arriba, con contragolpes conseguía dar la misma, e incluso más, sensación de peligro cada vez que se acercaba al área. Sin embargo, el Villarreal fue ajustando y mejorando la presión, haciendo que las posesiones de los hispalenses cada vez fueran más cortas. Y los locales también tuvieron su ocasión de adelantarse, cuando Danjuma consiguió adelantarse a Rui Silva y con el balón yendo hacía la portería y sin guardameta, Edgar aparecía providencial para evitar el tanto.

Transcurría la primera mitad, con ambos equipos acercándose de vez en cuando al área rival y finalizando las jugadas, pero sin llegar a crear ocasiones peligrosas como las anteriores. Parecía que la primera mitad estaba destinada a acabar con ese 0-0, pero entonces apareció el habitual error de un defensa bético. Hoy le tocó a Bellerín ser el causante, perdiendo un balón cerca del área. Danjuma entró en el área, se perfiló y batió por abajo a Rui Silva. Se venía una segunda mitad a contracorriente para el Betis.

Una segunda mitad que casi empieza con otra desgracia por otro error. Otra pérdida muy cerca del área. Se duerme Tello, que acababa de entrar, y Yeremi Pino le gana la partida y marca. Se libró el Betis porque el atacante amarillo estaba en fuera de juego. Querían los verdiblancos, una vez pasado el susto, intentar dar un paso adelante, llevar ahora la iniciativa buscando el empate. Pero no había ideas ante una defensa que concedía muy poco.

De hecho, las ocasiones más peligrosas, aprovechando los espacios que aparecían, estaban llegando en otro lado, con ocasiones para Yeremi Pino y Danjuma. Esos espacios iban a ser los que terminaran de decantar la balanza a favor del Villarreal. Jugada básica en ataque, con balón largo de Rulli hacia Pino, que peina para Moe Gómez y este filtra un pase hacia Danjuma. El neerlandés amagaba y dejaba atrás a Rui Silva para anotar a puerta vacía el segundo del partido y en su cuenta particular.

Ahora, todavía más, se volcaba al ataque el equipo de Pellegrini. Pero ni había fuerzas ni había ideas para hacer algo. Pasaban los minutos y Rulli apenas tuvo que intervenir un par de veces para detener disparos de jugadores béticos. Mientras que los castellonenses ya se dedicaban a dormir el partido cuando tenían la pelota, ante una presión muy tímida del Betis, con la que tardaban mucho en recuperar. Derrota justo antes del parón, con una versión que Pellegrini seguro que no quiere volver a ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *