Unicaja resurge en su visita a Murcia. Tras dos derrotas consecutivas lo único importante era reconducir el rumbo y los de Katsikaris lo lograron con un triunfo muy trabajado (79-84). Los malagueños fueron prácticamente todo el choque por detrás, las sensaciones no eran las mejores, pero siempre estuvieron en partido y en los minutos decisivos, esta vez sí, salió cara y la victoria vuela para Málaga. Queda mucho por mejorar, en defensa y en ataque, pero el segundo encuentro ganado del curso dará tranquilidad y evita que salten las primeras alarmas por Los Guindos.El encuentro arrancó con un triple del eléctrico de McFadden. Jaime respondía en penetración (3-2). Primeros minutos muy flojos de Micheal Eric, con varios fallos de cara al aro rival, que le hicieron marcharse al banquillo antes de cumplirse los 3 minutos de juego. Entraba Nzosa. Los locales tuvieron las primeras ventajas (9-4), pero Bouteille mantenía al Unicaja. 2+1 del francés para empatar el partido (9-9). Brizuela a cancha. Volvía a tomar la delantera el UCAM de la mano de McFadden y Taylor, sin embargo, un 0-7 de parcial ponía por primera vez por delante a los de verde. Brizuela la enchufaba desde más allá de la línea de 6,75 (14-16). Al final del cuarto inicial, 1 de ventaja para los de Katsikaris tras un tiro libre de Fernández que cerraba el periodo (18-19).Festival de triples en ambos lados de la cancha en el comienzo del segundo parcial. Czerapowicz devolvía la ventaja a los murcianos con su segundo triple casi consecutivo (29-27). Eric, presente de cuerpo pero no de mente, cometía su segunda personal en ataque y volvía a sentarse. Las individualidades mantenían en partido al equipo malagueño. Jaime por una lado, Bouteille por otro, acciones personales de Brizuela o Cole… Complicado ganar en este plan a un UCAM que estaba demostrando ser mejor colectivamente hasta el momento. Los de Sito Alonso volvieron a amagar con romper el choque (40-31), pero una pequeña reacción verde con Bouteille y Nzosa de protagonistas bajó la diferencia a 4 (40-36). Tiempo muerto en la cancha a 2.43 del descanso. Taylor, con 11 puntos ya, lideraba a los locales. Con esa misma diferencia de 4 fue con la que se llegó al intermedio (46-42). Malas sensaciones del Unicaja, con pocas ideas en ataque y blando en defensa. Lo mejor, el resultado, que mantenía todas las opciones intactas con 20 minutos por jugar. Pero un cambio tras el paso por vestuarios se antojaba imprescindible para sacar algo positivo de la visita a Murcia.En el primer minuto del tercer acto Micheal Eric ya produjo más que en toda la primera mitad. 2+1 del pívot cajista para acercar a los malagueños (48-47). Pero una nueva falta en ataque le mandaba de nuevo al banco con 8 minutos del tercer cuarto todavía por jugar. Taylor seguía a lo suyo, indetectable para la defensa verde. Canastón con rectificado en el aire (55-49). La intensidad defensiva en uno y otro lado de la pista marcaba la diferencia en favor de los de Sito Alonso. Dos más para Taylor y +8 par el UCAM (57-49). Hacía la goma el Unicaja, que no conseguía imponerse pero tampoco permitía que los murcianos se marchasen por más de 10 puntos (57-53). Triple de Alberto Díaz para apretar aún más el electrónico a 4.08 del final del tercer acto (59-56). Y rachas y sin grandes alardes de juego, el Unicaja consiguió meterse de lleno en el partido de cara a los últimos 10 minutos. 62-60 y todo por decidir.Czerapowicz volvía a hacer acto de presencia para enchufarla de 3 (65-60). Brizuela y Jaime lideraban el ataque malagueño. Un triple del madrileño ponía a 3 al Unicaja (72-69). Varias oportunidades tuvo para ponerse por delante el equipo de Katsikaris, pero el triple decisivo nunca entraba. Un 2+1 de Fernández dejaba la ventaja local en 2 (75-73). Alberto fallaba un nuevo triple para tomar la delantera y Taylor no perdonaba (77-73). En el último minuto, dos libres de Jaime situaban por delante al Unicaja después de mucho tiempo, Lima empataba (79-79) y Bouteille reventaba el encuentro desde el triple (79-82). UCAM falló y en los tiros libres remató la faena el equipo malagueño. Al final, 79-84.Victoria balsámica para tranquilizar las aguas tras dos derrotas consecutivas que emborronaron el comienzo ilusionante en la primera jornada ante Obradoiro. Respiro para el Unicaja en la Liga Endesa. Los de Katsikaris afrontan a partir de esta semana un nuevo reto, la Basketball Champions League. Empiezan las semanas con doble partido.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *