El Unicaja debutó con una solvente victoria en la cancha del Nyzhny Nóvgorod ruso (62-79) en la Basketball Champions League (BCL), la nueva competición europea auspiciada por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), gracias a una buena defensa, sobre todo en el último cuarto, y a su acierto en el tiro. En esa última faceta, aparte del buen rendimiento coral del equipo malagueño, fue clave para su triunfo en esta primera jornada el acierto de jugadores como el base estadounidense Norris Cole, con 12 puntos, y en especial del escolta Jaime Fernández, máximo anotador del encuentro con 21.El conjunto dirigido por el griego Fotis Katsikaris comenzó el partido muy concentrado, con una defensa ordenada y dura que le proporcionó sus primeras ventajas (6-11, m.4). El Unicaja, liderado por el estadounidense Norris Cole, mantenía su supremacía ante un equipo ruso irregular y con errores, sobre todo en la faceta ofensiva (19-23, m.10), en un primer cuarto en el que reapareció el ala-pívot Carlos Suárez después de más de siete meses lesionado -no jugaba desde el pasado 13 de febrero en la Copa del Rey contra el Barcelona-.El Nizhny Nóvgorod intentó despertar del letargo en el que estaba sumido, forzado quizás por el buen trabajo del cuadro español, que maniató a sus mejores jugadores, entre ellos el base estadounidense Lazeric Jones, algo apagado, aunque era el único que mostraba algo de talante en ataque. Mientras, el Unicaja siguió a lo suyo, con un constante trabajo de ‘pico y pala’ tanto en su zona como en la del rival, en la que hacían daño tanto Cole como los escoltas Darío Brizuela y Jaime Fernández. Los malagueños abrieron hueco en el marcador (25-38, m.16), aunque esa máxima diferencia hasta entonces fue recortada por una gran racha del conjunto ruso, que, con un parcial de 12-2, puso en evidencia a la frágil defensa cajista, descompuesta por momentos (37-40, descanso).En la reanudación, el equipo cajista bajó su juego con respecto a los dos primeros cuartos, pero se sostuvo con los puntos de Jaime Fernández (12) y de Cole (9), y con el poder defensivo del pívot senegalés Micheal Eric, a pesar de los intentos del Nizhny por medio del letón Rolands Freimanis -cinco puntos- y del ruso Alexander Gankevich -10 puntos-. El choque entró en el último cuarto igualado (49-52, m.30), con el conjunto entrenado por el serbio Zoran Lukic en claro ascenso, pero el Unicaja nunca se dejó avasallar a pesar de las intentonas por parte de dos de los mejores jugadores del Nizhny, Freimanis y Gankevich.Los malagueños mostraron su poderío en ambas zonas (59-69, m.38), con Micheal Eric intimidando a sus adversarios y la ayuda de Rubén Guerrero, Cole y Jaime Fernández desde la línea exterior. El último minuto lo utilizaron los locales para intentar recortar diferencias y contar con alguna opción de ganar el partido, pero el Unicaja amplió su renta hasta los 17 puntos.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *