almería las palmas

El Almería se tuvo que conformar con el empate ante Las Palmas, tras encajar el tanto de la igualada justo antes del descuento

Empate de los que deja un mal sabor de boca. El Almería se tuvo que conformar con un solo punto tras empatar 1-1 ante la UD Las Palmas. Un empate que llegó poco antes del descuento del partido, tras haber defendido a la perfección el cuadro almeriense durante todo el partido. Con este resultado, los andaluces pueden perder el liderato, dependiendo de lo que haga esta jornada el Sporting.

Los canarios, aun siendo visitantes en el día de hoy, querían tener la posesión, obligando al Almería a replegarse. Por ello, los almerienses buscaban balones en largo hacía sus jugadores de ataque, consiguiendo incluso finalizar alguna ocasión y poner en apuros a la zaga amarilla. Aun así, Rubi quería cambiar el plan y poder tener también la posesión. La mayoría de los acercamientos eran sobre la portería de Raúl Fernández, siendo la única ocasión por el momento de Las Palmas un disparo alto de Pejiño.

El Almería iba encerrando poco a poco a su rival, alternando los papeles, pues eran ahora los isleños quienes buscaban salir a la contra. Pero estos últimos tampoco querían encerrarse atrás, volviendo a reaccionar. Aun así, los rojiblancos no se sentían incómodos cuando tenían que optar por el juego rápido. Sadiq y Ramadani, con su velocidad, daban problemas a los zagueros canarios, e incluso el belga estuvo a punto de finalizar una buena conducción.

Precisamente el joven extremo belga fue ganando protagonismo. No marcó ni asistió, pero en un mal despeje de un jugador de Las Palmas, Ramazani se plantaba ante el guardameta visitante, que le paraba su disparo. El rechace la caía a Portillo, apareciendo desde la segunda línea, y con una vaselina perfecta mandaba el balón al fondo de la red. Y el extremo seguía con su recital, desbordando, finalizando cuando podía y siendo un quebradero de cabeza para los defensores rivales.

Fernando no estaba teniendo mucho trabajo hasta el momento, pero cuando tuvo que aparecer, lo hizo con nota. Pejiño se sacaba un gran disparo desde el borde del área que obligó al guardameta del Almería a volar para mandar el balón a córner. Ramazani, otra vez, respondía y lo intentaba con un disparo raso, que se marchaba desviado por muy poco. Y en los amarillos, Pejiño era el único capaz de finalizar jugadas, con otro disparo desde la frontal, que Fernando atrapaba sin problemas. Primera mitad igualada, pero en la que el Almería se iba al descanso con la ventaja.

La segunda mitad comenzó con una mala noticia para los andaluces. Y es que Ramazani tuvo que ser sustituido nada más comenzar este tiempo, al notar un pinchazo en la parte trasera del muslo izquierdo durante una carrera. Además de eso, los almerienses veían como el conjunto de Pepe Mel estaba de nuevo dominando la posesión. Y al contrario que en la primera mitad, esta vez no era capaz el Almería de acercarse al área rival, ni con transiciones rápidas ni con la posesión. T

Tuvo que ser con jugadas a balón parado que llegaron las primeras ocasiones almerienses en esta segunda parte. Raul Fernández respondía hasta en dos ocasiones a disparos de Robertone. Como si de una maldición se tratase, el argentino, tras estas dos oportunidades, se marchó sustituido, también por molestias musculares como Ramazani anteriormente. Aun así, los canarios ya no tenían la posesión durante tanto tiempo y, más importante aún, seguían sin hacer ocasiones peligrosas.

El Almería seguía replegado atrás e intentando encontrar una contra para sentenciar, mientras que Las Palmas no tenía más remedio que volcarse al ataque. La zaga almeriense, junto a las intervenciones de Fernando cuando eran necesarias, estaba realizando un gran trabajo durante todo el partido. Hasta que justo antes del descuento, dejó un hueco que aprovechó Jonathan Viera para aparecer, plantarse ante Fernando y poner el empate. Intentó reaccionar el conjunto almeriense, pero sin apenas tiempo ya. Victoria que se escapó al final y empate que sabe a poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *