Tras este último parón de selecciones, durante la tarde de hoy volvía el fútbol a Cornellá en un partido en el que el RCD Espanyol recibía al Cádiz en su templo en el encuentro que cerraba la novena jornada de LaLiga. El encuentro estuvo muy igualado durante los 90 minutos, a ambos equipos les costó generar la primera ocasión del choque, que llegó por parte del Cádiz, que tras un gran centro de Alfonso Espino, remató Salvi pero no encontró la portería.

No mucho más tarde llegó la primera del conjunto local por mediación de Pedrosa, que probó suerte pero se encontró con Ledesma. El primer cuarto de hora transcurría en el antiguo Ramón de Carranza y el electrónico no se movía en un partido que siguió una tónica con muchas interrupciones pero con pocas tarjetas. De nuevo probaba suerte el Espanyol, que con un remate de Darder desde fuera del área intentaba poner el 1-0 en el marcador, pero sin éxito.

El partido continuaba muy igualado, con muchas ocasiones en ambos bandos pero que finalmente no terminaban en nada. Sin embargo, justo antes de pitar el colegiado el final del primer tiempo, abrió la lata el conjunto perico de la mano del ariete español, Raúl de Tomás. Sin tiempo para más, ambos equipos enfilaron el túnel de vestuarios con el marcador favorable al cuadro catalán.

La segunda mitad siguió la misma tónica que la primera, muchas interrupciones y mucha igualdad sobre el verde. Al ver que el partido no funcionaba con el planteamiento inicial, en torno a los 10 minutos tras arrancar el segundo tiempo, el técnico del equipo local comenzó a mover el banquillo con la entrada de futbolistas como Melamed o Manu Morlanes, buscando que estos aportasen frescura al combinado blanquiazul.

Y efectivamente, justo 10 minutos más tarde, el recién ingresado al campo, Nico Melamed, tras un disparo raso pegado al palo de la portería de Ledesma, ponía el 2-0 en el marcador, distanciando al cuadro perico de los andaluces. Sin embargo, estos no se vinieron abajo y siguieron buscando el empate de todas las maneras, aunque ya era difícil. Cervera, con un triple cambio en el que metió al campo a Calderón, Álex Fernández y Negredo, buscaba aportar frescura a la zona alta del campo para buscar ocasiones que le acercasen al submarino amarillo a rascar un punto en Cornellá.

Aunque el Cádiz seguía intentándolo con todo lo que le quedaba, la defensa del equipo local solventaba una y otra vez las ocasiones de peligro del club andaluz. Finalmente, el colegiado decretó el final y los 3 puntos se quedaron en el estadio del RCD Espanyol, que se coloca como el 11º clasificado, por detrás del Valencia CF, tras esta victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *