previa bayer betis

El Betis acabó sacando un punto que casi se escapa ante el Bayer Leverkusen. con una parada salvadora de Claudio Bravo en el descuento

Partido de ida y vuelta, con ocasiones para los dos y un punto para cada uno. El Betis y el Bayer Leverkusen firmaron un empate a uno en el primer partido entre ambos en esta fase de grupos de la Europa League. Un empate que salvó Claudio Bravo en el descuento, sacando un mano a mano que habría supuesto la derrota de los verdiblancos.

Salió metiendo miedo el Bayer, con una ocasión en el primer minuto para Diaby que salvó Claudio Bravo con la ayuda del palo. Intentaba el Betis recomponerse y controlar el choque tras ese susto, pero apenas unos minutos después, otra el francés tenía una ocasión muy clara. Tuvo incluso opción de chutar a puerta vacía, pero dudó y acabó dando un pase atrás que cortó Edgar. Pero no estaba encontrándose cómodo el equipo bético con la velocidad de los jugadores del cuadro alemán.

Y la sangría de ocasiones, todavía dentro de los diez primeros minutos, no acababa. En una falta lateral a favor de los germanos, el balón, que salió rebotado, se estrelló en el larguero. Sufría el Betis, que estaba ansioso por poder bajar el ritmo del encuentro y llevarlo a su territorio. Y cuando parecía que lo estaba logrando, el Bayer volvió a plantarse en el área bética con facilidad y Claudio Bravo tuvo que volver a intervenir para evitar el gol.

Tras todas esas ocasiones de los alemanes, llegó la primera del Betis. Y muy clara. Borja Iglesias disparó desde la frontal y Hradecky repelió el balón, pero lo dejó muerto en el área. Ahí aparece Aitor Ruibal solo y con todo a favor, y mandó el balón por encima del larguero. Y ahora sí, el partido bajó el ritmo, el Betis por fin se hizo con la pelota y las ocasiones en el tramo final de la primera mitad fueron en la portería del Bayer. Fekir y Borja Iglesias tuvieron las más claras, pero sin acierto. Periodo con muchas ocasiones, pero sin goles.

A la segunda parte se presentó un Betis muy agresivo, que comenzó apretando y pisando área rival desde el primer segundo. Poco tardó en replicar el Bayer, con otra contra muy rápida en la que Aitor Ruibal apareció para mandar el balón a córner cuando llegaba un jugador rival a rematar en posición clara. Pero tras esa ocasión, la mayor parte de las ocasiones sucedían en la portería de Hradecky. El equipo de Pellegrini estaba practicando un juego mucho más ofensivo y vertical, que los alemanes no eran capaces de frenar. Lo único que faltaba era el gol.

El Betis confirmaba que en esta segunda mitad estaba siendo mejor que su rival. Los alemanes ya rara vez se acercaban al área rival, y cuando lo hacían, no era con el mismo peligro que en la primera parte. Lo negativo es que a los andaluces les ocurría lo mismo. La posesión no se estaba transformando en ocasiones. Hacía falta algo para romper el empate y llegó en forma de penalti a favor del Betis. Un penalti señalado tras revisión del VAR por mano de Frimpong. El lanzador fue Borja Iglesias, que marcó y podía volver a erigirse como héroe, igual que contra el Alavés.

Los alemanes dieron su último acelerón en el tramo final, incluyendo un gol anulado a Diaby por un fuera de juego muy claro, que el linier vio a la primera. Pero a continuación, un disparo que parecía totalmente inofensivo de Andrich, fue desviado por William Carvalho, provocando que Claudio Bravo no pudiera hacer nada y llegara el empate del Bayer. Ninguno de los dos equipos quería conformarse con este resultado, pero faltaban fuerzas. El balón volaba de un campo a otro, buscando que pequeños detalles, como en los dos goles, decantaran la balanza. Y casi se decantó a favor de los alemanes, de no ser por Claudio Bravo, que salvó un mano a mano en el último minuto. Así que al final, el empate, no fue tan mal resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *