El Unicaja Málaga volvía competiciones del continente otro año más. Esta vez empezaba su andadura en la Champions, la tercera competición europea por detras de la Euroliga y Eurocup. El equipo de la Costa del Sol juega aquí tras temas administrativos y decisión del la directiva. El deseo de ganarla es el mismo y en frente estaba el Lavrio de Grecia.

La primera mitad fue dominada por el equipo de casa, que vestía sus mejores galas tanto del pabellón y fuera de él con la iluminación del Martín Carpena. El fallo en los balones regalados y el contrataque de los griegos ponía el encuentro igualado a la hora del descanso. Con estadísticas parecidas en la presión, el Unicaja destacó por el 52% de acierto en tiro de campo, en cambio el Lavrio solo contaba con un 40%.

La segunda parte empezó a caer la balanza por medio del equipo malagueño. El último cuarto fue una muestra del potencial que puede llegar a mostrar este equipo, sobre todo en tiro exterior con un porcentaje de un 40%. La ventaja se iba a ir 10 arriba antes de los últimos 5 minutos y terminaria ganando 16 arriba Unicaja. El entrenador local achacaba que había que mejorar las pérdidas de balón, pero que estaba contento con el inicio en la temporada europea. El domingo le espera el Barcelona, en un partido que seguro que será por todo lo alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *