Durante la tarde de mañana, a partir de las 19:00 horas, Mallorca y Sevilla se verán las caras en el Estadio Son Moix, donde lucharán por conseguir los 3 puntos en el encuentro correspondiente a la undécima jornada de LaLiga Santander.

Con Luis García Plaza al frente, el conjunto balear llega a este choque como el 12º clasificado en la tabla, tras haber conseguido 3 victorias, 3 empates y 4 derrotas en lo que va de campeonato. En su último partido, el RCD Mallorca logró sacar un punto de su visita a Mestalla en un encuentro que finalizó con empate a 2 y donde el conjunto mallorquín jugó con un futbolista menos desde el minuto 55, cuando fue expulsado Kang-in Lee, que se suma a la lista de bajas del equipo balear de cara al partido ante el cuadro de Nervión.

Junto a la ausencia del coreano el próximo miércoles, se suma la de Battaglia, que fue expulsado al finalizar el partido ante el combinado che, la de Takefusa Kubo y la de Antonio Raillo, que, tal y como aseguró durante la tarde de ayer Diario de Mallorca, el futbolista pasará por quirófano para suturar el ligamento interno del tobillo izquierdo.

Con el carrusel de bajas con el que cuenta García Plaza, todo apunta a que el técnico del conjunto mallorquín cambiará su sistema más habitual, el 4-2-3-1, para reubicar a los futbolistas que tiene a su disposición el preparador madrileño. Durante la previa del encuentro, Julen Lopetegui ya advirtió del gran juego que proponen los baleares sobre el verde: «Perdió en el último minuto contra la Real Sociedad por accidente, pierde dos puntos, creo, siendo superior al Valencia. Creo que es un equipo muy bien organizado, creo que tiene mucho talento en muchos de sus futbolistas. Además viene de una inercia muy buena. Tenemos que estar muy preparados».

Por su parte, el Sevilla FC llega a este encuentro como el tercer clasificado en la tabla, tan sólo por detrás de la Real Sociedad y el Real Madrid. En el último choque de los sevillistas, que tuvo lugar en el Ramón Sánchez-Pizjuán, el cuadro de Nervión derrotó al Levante ante su afición, en un partido que finalizó con un 5-3 a favor del equipo dirigido por Julen Lopetegui.

El combinado hispalense se encuentra actualmente inmerso en un carrusel de partidos que no da tregua, lo que obliga al de Asteasu a hacer continuas rotaciones para solventar el desgaste de la mejor manera. El sábado tiene un nuevo compromiso ante el Osasuna, que visitará el feudo sevillista antes de que los andaluces reciban al LOSC Lille en la máxima competición europea. Sobre el desgaste actual del equipo, Julen Lopetegui aseguró: «Esto va muy rápido y estamos en la previa de otro partido. Un partido de mucha exigencia, nos tenemos que preparar bien. Recuperarnos bien y ser capaces de hacer un buen partido».

En cuanto a las bajas, el técnico vasco tendrá a su disposición a toda la plantilla excepto a Rekik, que sigue lesionado desde el choque ante el cuadro francés. La duda está en la punta de ataque, ya que En-Nesyri, a pesar de haber entrado en las últimas convocatorias, no ha tenido minutos en los partidos. Así lo reflejó el de Asteasu en la rueda de prensa anterior al encuentro ante el Mallorca: «Todavía está arrastrando molestias, no es fácil».

El choque será crucial para el combinado de Nervión, que buscará lograr una nueva victoria lejos de casa que le acerque cada vez más al primer puesto de la tabla, del que se encuentra actualmente a un sólo punto. La Real Federación Española de Fútbol, durante la tarde de ayer dio a conocer que Jaime Latre será el encargado de mediar en el encuentro, acompañado desde el VAR por Iglesias Villanueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *