atlético betis

El Betis mostró su peor versión en el Metropolitano y salió goleado por el Atlético de Madrid, que fue superior casi todo el partido

Mal comienzo para una semana muy dura. El Betis no pudo competirle al Atlético de tú a tú durante casi los 90 minutos y salió derrotado por un contundente 3-0. Los de Pellegrini salieron bien, pero esa versión solo duró cinco minutos. A partir de ahí, los colchoneros fueron claramente superiores y justos merecedores de la victoria.

La carta de presentación del Betis fue buena, con una ocasión el primer minuto de William Carvalho, cuyo disparo despejaba Oblak. No tardó en responder el Atleti con otra buena ocasión, en su caso en un córner que remataba Giménez y que Bravo atrapaba. Pero más allá de las ocasiones, se estaba viendo un equipo verdiblanco que salía sin ningún complejo a intentar desarrollar su plan habitual. Los capitalinos también quería tener la posesión, por lo que la disputa por el balón era muy intensa.

Tras unos minutos más igualados, apretó el equipo colchonero, con dos buenas ocasiones casi seguidas para Correa y para De Paul. Incluso llegaron a pedir penalti sobre este último, en una jugada en la que William Carvalho fue a impedir un tiro del argentino. No hubo revisión de VAR, pero el partido se paró para atender al jugador colchonero, lo cual ayudó al Betis a que el ritmo bajara. Pero el Atlético, con muy poco y muy rápido, era capaz de seguir generando ocasiones. Esta vez la tuvo Griezmann, que obligó al guardameta bético a mandar el balón a córner.

Los locales no tardaron en volver a poner el partido como querían, con un Betis que sufría mucho para tener el balón. Y al final, tras varias ocasiones muy claras, el Atlético acabó encontrando el gol, con una buena jugada de Carrasco, que sacó un potente disparo imparable para Claudio Bravo. Necesitaba Pellegrini corregir cosas en los suyos, puesto que no estaban teniendo la pelota y estaban concediendo ocasiones con mucha facilidad. Tan solo en los últimos minutos el Betis puedo tener la pelota, pero seguía siendo una versión muy distinta a la mostrada en los últimos partidos.

Pero la segunda mitad no comenzó mucho mejor. Y es que el Betis se libró del segundo tanto colchonero por un fuera de juego milimétrico de Hermoso y, poco después, por una falta de entendimiento entre Carrasco y Correa. La ocasión para el Betis, como en la primera mitad, la tuvo William Carvalho, pero su disparo se fue desviado. Poco después, la tuvo Willian José con un potente cabezazo que no encontró portería por poco.

Se había igualado algo el choque, con un Betis que ya no concedía tantas oportunidades, aunque Claudio Bravo seguía teniendo trabajo y salvando alguna que otra ocasión. Pero todo se puso todavía más cuesta arriba cuando Pezzella marcaba gol en su propia portería en un córner favorable al Atlético. Con un 2-0 en contra, ante el Atlético y en el Metropolitano, el Betis ya bajó casi por completo los brazos. No jugaba rápido (el estado del campo debido a la lluvia tampoco ayudaba), no había la verticalidad de otros días. Los madrileños ya replegaban y juntaban sus líneas, simplemente esperando alguna contra para terminar de sentenciar el encuentro.

Finalmente, eso acabó ocurriendo. En un balón largo hacia Joao Felix, le gana la carrera a Edgar y bate con un tiro cruzado a Bravo. El colegiado señaló en primera instancia fuera de juego, pero el VAR le rectificó y validó el tanto. Con ese tanto ya se cerraba un partido muy gris del Betis, en el que la versión que se vio ante el Valencia no apareció y que deja trabajo por delante de cara al partido clave del jueves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *