cádiz mallorca

El Cádiz rescató un punto en los últimos minutos gracias a un penalti ante el Mallorca, pero sigue sin ser capaz de ganar en su estadio

El otro día se perdieron dos puntos en el descuento y hoy gana uno. Pero sigue sabiendo a poco. El Cádiz logró empatar ante el Mallorca, por 1-1, gracias a un gol en el tiempo de descuento y de penalti de Álvaro Negredo. Tuvo varias oportunidades a lo largo del encuentro, para la falta de puntería y de claridad al atacar siguen lastrando al conjunto de Cervera.

Los primeros minutos fueron de tanteo entre ambos equipos, con algún disparo lejano que no llevaba mucho peligro. Se hacia con la posesión el Mallorca, ante un Cádiz que, como es habitual, tampoco estaba muy interesado en tenerla. Pero, al contrario que en otras ocasiones, no se veía a un equipo superado, sino que juntaba bien sus líneas y salía con velocidad cada vez que recuperaba. El cuadro balear no se desordenaba atrás ni arriesgaba más de la cuenta, para evitar que una contra supusiera algún susto.

La primera gran oportunidad llegó a balón parado y fue para el Mallorca. Salva Sevilla lanzaba una falta directa que, por fortuna para los amarillos, se estrelló en larguero. Unos minutos después, llegó la primera buena oportunidad para el Cádiz, con una carrera del Choco Lozano, que al final se quedó sin mucho ángulo y lanzó por encima del larguero. Y los bermellones no se iban a quedar sin replicar, pues Amath, tras un buen pase de Salva Sevilla, se plantó ante Ledesma, que fue capaz de repeler el balón a córner. Sin embargo, de ese saque de esquina, nació el gol de Baba, que cazó una pelota muerta en el área pequeña, ante la que el portero cadista poco pudo hacer.

Pudo el conjunto de Cervera poner el empate muy poco después. Otra vez, carrera del Choco, que intenta disparar, pero el balón rebota en defensa y queda muerto en el área. Ahí apareció Sobrino, completamente sólo, que disparó, el balón lo tocó Manolo Reina y se estrelló en el larguero. Justo después, fue Alberto Perea quien lo intentó, pero cruzó demasiado su tiro. Se había activado el Cádiz en ataque, llegando continuamente el área contraria, pero estaba faltando, de momento, la efectividad. Tenía todavía otros cuarenta y cinco minutos para intentar afinar la puntería.

Pero la segunda mitad comenzó con un ritmo mucho más bajo. Y un Cádiz que le estaba costando más hacer ocasiones. De hecho, la tuvo primero el Mallorca, con un disparo de Kang-in Lee que rozó en el larguero y se marchó alto. No se encontraba el conjunto gaditano, que aunque no sufría en defensa, apenas podía generar ocasiones. De hecho, los acercamientos no pasaban de ser centros que no llegaban a encontrar rematador.

Y casi se le pone todavía más cuesta arriba el partido a los de Cervera. Tras una pérdida, Dani Rodríguez se iba solo hacia Ledesma, pero Iza apareció para cometer falta, siendo el último hombre y viendo la roja directa. Pero hubo una falta previa sobre el Pacha Espino que el árbitro no pitó en el momento, por lo que el VAR le llamó a revisión, señalando esa falta y anulando la roja de Iza.

Ese hecho volvió a dar fuerzas al conjunto andaluz para volver a apretar e intentar acabar el partido atacando e intentar rescata un punto al menos. Además, Sedlar vio la segunda amarilla poco antes de llegar la descuento, lo que dejaba al Cádiz en superioridad para los últimos minutos. El ataque cadista ya era completamente a la desesperada, buscando de cualquier forma el empate. Y lo encontró desde los once metros. Pared entre el Choco y Negredo, el hondureño pisa área y Joan Sastre lo derriba. El vallecano fue el lanzador y autor del empate. Los pocos minutos restantes fueron un quiero y no puedo del Cádiz, que al menos salvó un punto para salir, provisionalmente, del descenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *