El Casademont Zaragoza logró este domingo un triunfo clave ante el colista de la Liga Endesa, el Coosur Betis, por 82-72, que le permite tomar aire en la clasificación y tener dos triunfos de distancia sobre la zona de descenso.En un encuentro entre dos rivales directos por salir de la zona baja que estuvo marcado por la irregularidad de unos y otros y un marcador que fue a tirones, especialmente tras el descanso, el Casademont Zaragoza supo reaccionar a todos los intentos de acercamiento de su rival para acabar de manera relativamente cómoda.Con un juego coral, con cinco hombres con diez o más puntos anotados y cuatro superando los diez créditos de valoración, el equipo maño mejoró actuaciones anteriores, especialmente en el acierto en triples y el rebote ante un rival que, aunque colista, había superado a uno de los equipos con más potencial de la Liga española, el Valencia.A diferencia de lo que está siendo habitual esta temporada, el conjunto aragonés comenzó el partido por encima en el marcador y eso pareció darle confianza con un juego de alto porcentaje de anotación y con un Stan Okoye muy acertado en el primer parcial y cuya actuación comenzó a marcar las primeras diferencias, hasta acabar con la máxima al final de los diez primeros minutos (24-17).Esto permitió a los locales jugar más sueltos y menos atenazados que en otras ocasiones en ataque, mientras que su defensa funcionaba y ponía en problemas al conjunto de Joan Plaza.Los robos en defensa de los rojillos, producto de la buena defensa y el acierto tras rebote ofensivo, comenzaron a hacer que la diferencia fuera creciendo progresivamente hasta un máximo de trece (40-27) en el minuto 17 gracias a Kenan Sipahi, que anotó 9 puntos en poco más de cinco minutos, aunque los andaluces, gracias a Vitto Brown, el mejor del partido al descanso con 15 puntos y 23 de valoración, impidieron que se rompiera el partido definitivamente y llegaron al descanso vivos.Y tan vivos. Tras el tiempo de refresco el conjunto verdiblanco apretó en defensa y al Casademont Zaragoza se le hizo de noche. Los visitantes se colocaron a cuatro puntos (53-49) en el minuto 26 y la situación parecía propicia para el Coosur Betis.Sin embargo, el guión del partido volvió a dar otro giro porque el equipo de Jaume Ponsarnau supo reaccionar y evitar lo que parecía que se avecinaba, la remontada visitante, con un parcial de 13-3 para poner la máxima ventaja del partido (+17) al concluir el tercer parcial (66-49).Aunque el marcador volvió a hacer la goma mediado el último parcial y los sevillanos se colocaron a ocho puntos, de nuevo el equipo rojillo tuvo capacidad de reacción para estirar las posesiones, mantener la calma y sumar un triunfo relativamente cómodo.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *