El Unicaja roza lo ridículo en Dijon. El equipo de Fotis Katsikaris hizo un partido lamentable en su visita al equipo francés y sumo así su primera derrota en la Basketball Champions League. Entre Holston y Ware, los dos jugadores más destacados del rival, destrozaron una defensa que no estuvo a la altura de las circunstancias. La derrota no es dramática, ni mucho menos, el equipo verde sigue liderando el grupo y tiene en su mano clasificarse directamente para los octavos de final, pero las sensaciones que dejó fueron nefastas. Fue barrido de la pista por un conjunto de nivel inferior -que hace dos semanas cayó por 29 puntos en el Martín Carpena- y ahora, sin tiempo para lamerse las heridas, deberá reponerse para afrontar el encuentro más importante de la semana, el que tiene que ganar en la Liga Endesa al Fuenlabrada para acercarse al octavo puesto y pelear por una plaza en la Copa del Rey.El comienzo de encuentro no pudo ser peor por parte del Unicaja. Salió con una ‘caraja’ absoluta. Blandos en defensa y muy espesos en ataque. Eso provocó que tras más de 4 minutos disputados, solo hubiera anotado 2 puntos -de Michael Eric-, por 11 de su rival (11-2). Tiempo muerto. El parón sirvió para aclarar ideas, el equipo verde encontró una buena circulación y Cole enchufó el primer triple del partido para los malagueños (11-5). Los de Katsikaris empezaron a castigar desde más allá de la línea de 6,75. Bouteille y Brizuela la enchufaban de 3 (17-13). Sin embargo, la los desajustes en la pintura se seguían produciéndose y el Dijon lo aprovechaba. Dos faltas de Nzosa nada más saltar al parqué. Al final, del primer parcial, 6 abajo (21-15).

El Unicaja seguía haciendo del triple su mejor arma. 0-6 de salida en el segundo cuarto gracias a los triples de Francis Alonso y Darío Brizuela. Nenad Markovic paraba el partido de inmediato. Holston y Ware hacían mucho daño a la defensa cajista. El pívot americano seguía haciendo lo que quería con los interiores verdes. Entre ambos mantenían en ventaja a los franceses en el ecuador del segundo cuarto (31-26). Otra más de Ware, 16 puntos ya para él (33-26). Y Ducote, desde el triple, tras una pérdida de Brizuela, ponía los 10 de ventaja para los locales (36-26). Tiempo muerto de Katsikaris para cortar la sangría. Cuatro puntos consecutivos de Jaime Fernández reducían la diferencia. Pero Ware, a lo suyo (38-30). El descalabro era absoluto al descanso. ¡15 abajo en la pista del Dijon! O el Unicaja salía con otra cara de vestuarios, el ridículo podía ser notable. Y no, la historia no cambió.El ataque cajista continuó basándose en tiros lejanos tras el descanso. Los triples de Abromaitis y Bouteille ponían al Unicaja a 10 (50-40). Se calentaba el partido con un pique entre Holston y Cole y un posterior manotazo en un lance del juego del juego del base local a Brizuela. La acción acabó con técnica para Nenad Markovic. Los malagueños aprovecharon los momentos de desconcierto para seguir reduciendo la ventaja con un triple de Brizuela que dejaba el electrónico 50-44. Pero no era el día, ni por asomo, del Unicaja, que no conseguía enganchar acciones positivas y se metió en los últimos 10 minutos de encuentro con la necesidad de hacer una machada para salir airoso de su visita a la pista gala (60-49). Y lejos de encontrar una reacción que le volviera a meter en el partido al inicio del periodo decisivo, el Unicaja vio como su rival seguía poniendo más energía sobre el parqué y más ganas de llevarse el partido. De nuevo, +14 para los de Markovic. Tiempo muerto de Katsikaris. Minuto de reflexión que de poco sirvió, porque los jugadores de verde ya estaban fuera mentalmente del partido. Ninguna opción de remontada con esa actitud sobre la cancha. El marcador empezaba a ser sonrojante a falta de 4 minutos para el final del encuentro (74-57). Poco más hubo para contar en un tramo final de partido sin ningún tipo de emoción. Para hacérselo mirar, sin duda. Al final, derrota dolorosa por 10 de diferencia (78-68)Primera derrota del Unicaja en su corta historia en la BCL de la FIBA. Lo único positivo que puede sacar el cuadro de Los Guindos de su visita a tierras francesas es que mantiene el average con el Dijon y sigue teniendo en su mano ser primero del grupo C para lograr de manera directa el billete para octavos y evitarse una eliminatoria previa, con su correspondiente viaje.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *