elche betis

El Betis volvió a la senda de la victoria tras completar un partido muy sólido ante el Elche, al que sentenció en media hora

Pellegrini y los suyos han sabido pasar página. Así lo demostró la contundente victoria del Betis por 0-3 ante el Elche en el Martínez Valero. Una media hora de gran nivel le valió a los verdiblancos para hacer los tres goles y dejar el partido sentenciado. El punto negativo lo puso Héctor Bellerín, que vio la roja directa por cortar una ocasión clara de gol de Tete Morente.

El Betis salió fuerte al encuentro, con una buena primera oportunidad para Álex Moreno en los primeros minutos. El equipo de Pellegrini volvía a sacar a relucir esa presión intensa y alta que tan bien le funcionó en otros partidos. Y, como en otros partidos, le sirvió para conseguir adelantarse en el marcador. Robo en campo contrario de los verdiblancos, para que Juanmi pudiera quedarse mano a mano con Édgar Badía y batirle con un tiro cruzado.

Y el Betis no bajaba el pie del acelerador, teniendo Fekir en sus botas una oportunidad muy clara para hacer el segundo. Su disparo, sin embargo, salió muy centrado y Badía pudo mandar el balón a córner. Seguía apretando el equipo bético, y Juanmi esta vez provocaba un penalti tras un pisotón de Barragán. El lanzador fue su compañero en la delantera en el día de hoy, Willian José, que engañaba al portero y ponía el 0-2 en el marcador. Cogía renta un Betis que estaba recordando a sus mejores partidos de la temporada.

Pero es que hoy el Betis había salido en modo arrollador. Otro robo en campo contrario, conducción de Fekir, y el propio francés acaba la jugada superando a Badia con un disparo por el palo corto. Partido prácticamente sentenciado en la primera media hora, en los que estaban siendo los mejores minutos de los verdiblancos de la temporada. Intensidad en la presión y efectividad de cara a gol. Ya tras el tercer tanto, levantó el pie del acelerador el conjunto andaluz, que optaba por mantener la posesión, ante un Elche casi incapaz de recuperar y atacar.

En la segunda mitad, el encuentro se igualó en el juego, pero en buena parte debido a que el Betis, con esa gran renta cosechada en la primera parte, no imprimía la misma intensidad. El Elche ahora si que asomaba de vez en cuando cerca de la portería de Rui Silva, pero sin tener ocasiones peligrosas. Pero esa relajación en el equipo bético le costó quedarse con un hombre menos para los últimos veinte minutos. Tete Morente se iba sólo contra Rui Silva, pero Héctor Bellerín lo derribó siendo el último hombre y viendo la roja directa.

Aun con un hombre menos, el Betis no sufría en exceso y aguantaba la portería a cero, con un Rui Silva que realizó algunas intervenciones de mérito en el tramo final. Los tres puntos estaban bien amarrados y, ni con la expulsión, se vieron grietas en el equipo de Pellegrini. Por ello, recompensa fue la victoria acompañada de una portería a cero, que ayuda para subir la moral del equipo y recuperar la confianza perdida hace dos semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *