getafe cádiz

El Cádiz cayó con claridad, y por goleada, ante el Getafe, en un partido en el que apenas compitió ante el equipo azulón

Vuelta a las andadas. El Cádiz volvió a mostrar su peor versión y cayó goleado ante el Getafe, por 3-0. Los amarillos se pusieron por detrás en el marcador muy pronto en el marcador, y en ningún momento dieron la sensación de que el equipo de Cervera pudiera dar la vuelta al encuentro.

El Getafe, como en los últimos partidos en los que ha jugado como local, salió muy intenso, apretando desde el segundo uno. El Cádiz no igualaba ese nivel de intensidad y le conllevaba recibir el primer gol muy pronto, apenas pasado el minuto cinco. Centro desde la derecha y Matias Olivera, llegando al remate, se impone a Iza y Ledesma poco puede hacer para detener el balón.

Comenzó a despertar y a meterse en el partido el conjunto gaditano, que tenía que remar a contracorriente. Se hizo con la iniciativa del choque, llegando cada vez con más frecuencia al área local, con el juego directo característico del equipo del Cervera. Perea y Negredo fueron los primeros en intentarlo y probar a David Soria, pero sin acierto ni mucho peligro en ninguno de los dos casos.

El Cádiz estaba siendo superior, pero como tantas otras veces, una vez que se pone por detrás en el marcador y tiene que llevar la iniciativa, le cuesta mucho crear ocasiones. Su ataque se basaba en balones largos y centros al área, buscando un rematador que no aparecía. El Getafe se defendía y no concedía ni una sola oportunidad para que los gaditanos sorprendieran, yéndose al descanso con la ventaja mínima.

Salieron los andaluces con el mismo plan para buscar el empate. Pero los centros seguían sin ser efectivos, y el Getafe, a la contra, empezaba a inquietar y amenazar con el segundo. Un gol que acabó encontrando, pero a balón parado. Falta lateral colgada por Arambarri y Jorge Cuenca remata muy liberado para batir a Ledesma. Se ponía el partido ya casi imposible para los amarillos, que seguían sin generar peligro y ahora la desventaja aumentaba.

De hecho, el gol dejó noqueado al equipo de Cervera, que comenzaba a flojear en defensa. El tercero de los madrileños estaba más cerca que el primero del Cádiz. Aun así, tuvo una gran opción para los amarillos Álvaro Jiménez, con un centro-chut que se estrelló en el palo tras tocar en un defensa. Pero, como se estaba viendo venir, llegó el tercer tanto del Getafe, otra vez a balón parado, y esta vez obra a Enes Unal. Y todavía se uniría Jaime Mata a la fiesta azulona, para terminar de hundir a un Cádiz ya abatido. A raíz de este gol, ya solo quedaba dejar correr el tiempo para dejar atrás otro mal partido del Cádiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *