El Córdoba CF cerró esta misma tarde-noche un capitulo para la historia en el El Arcángel, donde se ha alzado como campeón de la Copa RFEF por primera vez en toda su existencia. El balón comenzó a rodar sobre el verde a las 18:30 horas en un encuentro que apuntaba a estar igualado en todos los sentidos. Sin embargo, fue el cuadro local el que comenzó dominando el choque. Al arranque del mismo, cuando tan sólo habían transcurrido 2 minutos, dio el primer aviso el Córdoba de la mano de Simo, aunque salió rechazado por la zaga del Guijuelo.

Los blanquiverdes se hicieron dueños de la posesión durante los primeros compases del encuentro. A los 7 minutos volvió a probar suerte el Córdoba, esta vez fue Julio Iglesias, pero atajó el portero del equipo visitante. Los pupilos de Germán Crespo seguían generando ocasiones, aunque no lograban encontrar portería, mientras que los guijuelenses, que llevaban 17 partidos sin perder, defendían su área ante los ataques locales.

Pero no todo serían buenas noticias para los cordobeses. En el minuto 23 Iglesias tuvo que ser sustituido por lesión y pasó a ocupar su lugar Javi Flores. Pocos minutos después, volvió a avisar el conjunto andaluz. Golpeó Puja en el interior del área pero atajó Johan. Durante el resto de la primera mitad, las ocasiones seguían sucediéndose, pero ninguna terminó en el fondo de las mallas. Tras los 3 minutos de añadido, el colegiado decretó el final del primer tiempo en El Arcángel con empate a 0.

En el comienzo de la segunda parte, el técnico del Córdoba realizó dos nuevos cambios para buscar algo más de verticalidad con la inclusión de Willy y Fuentes. Pasados los 5 primeros minutos del segundo tiempo, el cuadro local tuvo una ocasión muy clara. Probó suerte desde la frontal del área Javi Flores pero el balón se marchó rozando el poste. Sin embargo, al minuto siguiente lo volvió a intentar Flores, y esta vez sí logró mandarla al fondo de la red para poner a los cordobeses por delante en el marcador.

El Guijuelo lo tenía que intentar para lograr igualar el marcador, pero la gran solidez defensiva de los locales impedían su acercamiento a la portería de Felipe. Pasada la primera hora de juego lo volvía a intentar Willy con un cabezazo para poner tierra de por medio en el electrónico pero no logró materializar. A los pocos minutos, Giráldez también se tuvo que marchar lesionado del terreno de juego y ocupo su posición Toti.

A pesar del desgaste físico, el Córdoba seguía buscando el segundo gol, aunque este seguía sin llegar. En el minuto 73 probó suerte de nuevo Willy tras un pase de Simo, pero el balón no encontró portería. A los pocos minutos replicó el Guijuelo, que, en un mano a mano de Puga con Felipe, perdonó una ocasión de gol clarísima el futbolista del conjunto visitante. A partir de esa acción, el equipo de Germán Crespo durmió el choque mediante una larga posesión de varios minutos. Sin muchas acciones de peligro más y con el dominio cordobés, el árbitro de la contienda dio por finalizado el partido en el que el Córdoba se proclamó campeón de la Copa RFEF en El Arcángel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *