betis alfonso ribeiro

El Betis, mediante un club de Zimbabwe vinculado al club bético, ha incorporado al joven brasileño de 18 años Alfonso Ribeiro

El Betis y su expansión global tienen un punto clave en África, en Zimbabwe. En dicho país, desde el año pasado y de la mano de LaLiga y una empresa local, el club bético tiene afiliado un club de la capital. Dicho club, además de contar con antiguas estrellas del continente africano, también sirve como un posible club para descubrir jóvenes talentos.

El Real Betis en Harare se ha convertido en una fábrica de sueños para muchos niños del país que quieren llegar algún día a ser futbolistas y emular a sus ídolos. Sin embargo, piensa ir más allá y no sólo puede servir para lanzar a futuras estrellas para los Guerreros de Zimbabwe sino a jugadores con proyección que puedan dar el salto a Europa en un futuro cercano.

Y ayer mismo, el club anunciaba el primer fichaje de estas características. No es africano, sino que es un joven brasileño de 18 años, Bernardo Ribeiro, el primer refuerzo de este proyecto. El jugador ha preferido continuar su carrera en África, pero en un club vinculado a un equipo europeo. Un jugador muy seguidor de Neymar, al que cree que puede superar. «Soy un gran fan de Neymar y juego más que él, pero debo admitir que todavía me queda un largo camino por recorrer».

No es el único que ha llegado. Junto a él se ha incorporado el segundo extranjero que ficha este club vinculado al Real Betis. Se trata de otro joven de 18 años, en su caso ghanés, y que también llega de la academia Dubai TFA: Patrick Oshiah.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *