El equipo andaluz viaja a Burgos para seguir con su dinámica positiva. La cuenta pendiente de los boquerones son los partidos fuera de casa. Estas victorias son necesarias para el ascenso deseado.

Las dificultades no son pocas para los visitantes. José Alberto no podrá contar con Ramón, Jozabed y Juande, los cuales han golpeado las lesiones en esta misma semana.

El centro del campo estará compuesto por Genaro y Escassi, que estarán en el doble pivote. Por otro lado, Peybernes estará acompañado de Lombán.

El equipo local necesita ganar para salir de la zona roja. Los goles son la cuenta pendiente, puesto que llevan 14 goles en 17 partidos. Sólo por delante están Fuenlabrada y Alcorcón.

El Málaga necesita ganar para afianzar su puesto en los play-off de ascenso. Este será un partido especial para Ivan Calero, ya que tendrá enfrente como técnico a su padre, Julián Calero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.