El equipo andaluz ha sido sancionado tres mercados de fichajes. Una deuda contraída con el portero Cenk Gonen hace que el Málaga CF tenga un gran problema.

Los blanquiazules fueron condenados a pagar a su exjugador la cantidad de 830.000 euros más o menos. Estos no decidieron pagar y la FIFA los han sancionado sin poder fichar hasta 2023.

El Málaga alega que la notificación de la sanción llegó tras un correo no deseado. Esta va a ser de las primeras medidas que van a poner en marcha desde Martiricos.

Los nervio flotan sobre la Rosaleda, pero también se respira tranquilidad. La única opción actualmente es pagar la deuda que tienen con el jugador turco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.