mancha real granada

El Atlético Mancha Real, de 2ª RFEF, completó una de las grandes gestas de esta edición de la Copa del Rey tras conseguir eliminar al Granada

Sorpresa de las que sólo puede dejar la Copa del Rey. El Atlético Mancha Real, de 2ª RFEF, logró eliminar al Granada, tras ganar por 1-0 gracias a un gol de José Enrique en la primera mitad. El equipo jienense fue capaz de resistir durante muchos minutos para sellar su presencia en el sorteo de mañana.

Tardo poco en avisar el Granada con un centro envenenado de Arias que Lopito, portero del Mancha Real, fue capaz de desviar. Los mismos jugadores protagonizaron la siguiente oportunidad, de nuevo con parada del guardameta. Los nazaríes hacían valer su mayor categoría para imponerse en el juego, aunque los locales no se achantaban y eran capaces de llegar al área rival en alguna ocasión. Monchu tuvo la oportundidad más clara, con un lanzamiento de falta que se estrelló en el larguero. Y justo después, en la réplica del Mancha Real, llegó el primer gol de la noche. José Enrique cazaba un centro para mandar el balón al fondo de la red y poner la locura en el Estadio de la Juventud.

A raíz de ese gol, al Granada no le quedaba otro remedio que dar otro paso adelante. Ahora sí, los de Robert Moreno asediaban a su rival y vivían en campo contrario. Pero el Mancha Real se ordenaba bien atrás, sin conceder oportunidades claras por el momento e intentado salir a la contra con balones largos. Además, no dudaban en parar el juego cuando surgía la oportunidad, para ir ganando tiempo poco a poco. El Granada se fue al descanso por detrás en el marcador. Había que cambiar cosas para poder echar abajo el muro defensivo de los locales.

Y como no podía ser de otra manera, el Granada arrancó la segunda mitad atacando, con ocasiones para Machís y Escudero que no veían portería. Era la única tendencia de esta mitad, en la que el equipo nazarí lo intentaba una y otra vez. Pero Lopito, con intervenciones de mucho mérito, incluyendo una salvada en la línea de gol, se estaba convirtiendo en el héroe de la noche para el Mancha Real. Si el equipo jienense seguía por delante en el marcador, era en buena parte por la actuación de su guardameta.

Pasaban los minutos. Robert Moreno cada vez iba dando entrada a más jugadores de ataque, llegando a agotar sus cambios para volcar a los suyos a la ofensiva. Pero nada funcionaba, mientras que el Mancha Real seguía intentado que ritmo del partido se mantuviera bajo y con muchas interrupciones. Cada vez veían más cerca la gesta. El pitido final del colegiado sirvió para que todos los aficionados del equipo jienense celebrasen la victoria de los suyos que, sorpresivamente, pasan otra ronda y dejan en el camino a un Primera como el Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.